sábado, 20 de mayo de 2017

SIN RIMA


Perdí mi fe, por el camino
por el que se pierden los peregrinos
que confundieron el amor en el arte
de difuminar besos en tus mares
y se consumieron en un cigarrillo
y la indecisión de quedarse.

Te estaba escribiendo un pasaje...
pero dejé el cuaderno en alguna parte
y no quiero buscarlo
cuando te contemplo a mi lado...
mi corazón se contrae
mientras mi pecho se expande,
no sé que me has dado,
pero si sé lo que quiero darte.

Y bajé al abismo de tu boca
para sumergir las rosas
entre gritos y poesías
en una ilusión que yace perdida
por una esperanza rota
y una verdad ahogada en mentiras.

Y te amé... sin mirar las horas
arañando lamentos en la escayola
para obligar a las manecillas
a despreciar las luces del día
bañando en sombras la alcoba
con dos cuerpos que no riman
ni tampoco les importa.

Luis Maria Saiz Laso

No hay comentarios:

Publicar un comentario