jueves, 21 de febrero de 2019

RINDIENDO CUENTAS


Hoy rendiré cuenta, primero a la vida.
Fueron muchos mis errores.
Y más han sido las veces que me equivoqué,
y tuve que pedir perdón por mi mal juicio.

La vida es justa e inequívoca.
Lo que aquí se hace, aquí deberás pagarlo.
Es ley de vida, pero también el equivocarse.
Pero saber rectificar de esas equivocaciones.

Hoy rendiré cuenta a la mujer que ame.
Que la llevé atada a mi alma,
que estuvo, está y estará en mi corazón.
Pero que llegué a olvidar que la amaba.

Que por capricho, ignorancia o estupidez,
dejé que se fuera de mi lado.
Que cometí la peor equivocación.
El creerla mía, cuando en realidad yo era de ella.

Hoy me rendiré cuenta a mí mismo.
Por no creer más en mí y en mi fuerza.
Cuando podía hacer más y no lo hice.
En los momento que pude hacer la diferencia,
y por orgullo o vanidad no lo hice.

Hoy rendiré cuenta a mis hijos,
por todas las ocasiones que estuve ocupado.
Por las veces que me necesitaban,
he interpuse otros intereses menos importantes.

Hoy deberé rendir cuenta a Dios.
Por todos mis pecados, mi falta de banda.
Por mi falta de misericordia hace mis hermanos.
Cuando pude socorrerlos y no lo hice.

Hoy rindo cuenta a mi existencia en este mundo.
Ya que quiero hoy morir para vivir.
Hoy quiero dejar de existir para volver a nacer.
He  de fallecer para resucitar a una nueva vida.
Vida como un nuevo hombre, padre, hijo y ser humano.

Edwin Ayala Sánchez 

DEL SUR VINO EL AMOR


Cuando me dijiste que venías del sur
para hacerme perder a mí el norte,
no me lo creí, pero el tiempo
te dio la razón, pues me enamoré
perdidamente de tu corazón.

No pensé que me pudiera ocurrir
pero así fue, ya no existía nadie
para mí, solamente tu amor y el mio,
se pegaron fuerte nuestros corazones.

Me dijiste como recorrer el camino
a tu lado y tú al mío, éramos uno solo
nuestras miradas cuando se encontraban
saltaban chispas de fuego abrasador.

De la mano no teníamos miedo a nada,
pues juntos lucharíamos lo que quedaba
de nuestras vidas, pero con un amor
a prueba de falsedades y mentiras.

Nuestro amor era tan fuerte, que cualquier
cosa que a uno de los dos nos pasaba,
ahí estábamos luchando para sentirnos
como lo que éramos, dos locos por amor.

JESÚS FANLO ASENSIO -ESPAÑA-

EL CARIÑO


Es una mujer tan hermosa
Tan solo comparable a un rosa
Y no siquiera eso
Pues no sabéis el valor de su beso.

Unos ojos que hechizan
Al mismo tiempo paralizan
Que al rozar con su piel
La sientes tan dulce
Que sabe a miel.

Te la llevarías al fin del mundo
Sin dudarlo un segundo
Pasando buenas veladas
Al lado de tu amada.

Coge este tren
Que solo pasa una vez
Aun con su duro vaivén
Te deja cara de pez.

La mujer perfecta espera
Una llamada tuya se desespera
Pues eres su hombre perfecto
Puntual, atento y recto.

Sabe que la tratarás como se merece
Y que disfrutarás cuando todo empiece
Lleno de mimos y caricias
Como si fueses una buena noticia
Amena y llevadera
Para recorrer el mundo, te espera.

Se atento caballero
Y quítate siempre el sombrero
Pues en todas las ocasiones
Notarás sensaciones
Como mariposas en tu ombligo
Que te servirán de abrigo.

JAUME ALEGRE LASTERRA -Barcelona-

ENAMORADOS


Dame un abrazo.
Y duerme en mi regazo.
Vivamos este instante.
Tierno y apasionante.

Una noche de ilusión.
Que nos llegue al corazón.
En una entrega total.
Con un hermoso final.

Tú y yo extasiados.
Eternamente enamorados.
Dos mundos chocaron.
Y se amaron.

Aquí no pasa el tiempo.
Sólo tú y yo por el firmamento.
En un mundo de alegría.
Compartiendo nuestra vida.

Y así estaremos.
Siempre felices seremos.
Porque este amor será eterno.
Sincero y muy tierno.

Te Amo Verito...

Efraín Adrian Villalobos López -México-

NO SOLO


No sólo aspires acostarte con tu mujer, para tener sexo y conseguir que luego duerma.
Procura hacerle el amor de tal manera, que ella te entregue su sudada piel sin restricciones y su agitada alma sin limitaciones. Junto a ese apasionante y dual deseo, ella ya agotada busque el descanso de su cuerpo, pero sueñe que aún la posees.

ERNESTO ESCOBAR MOREIRA -ECUADOR-

COMO MÚSICA


Como música, suena tu voz para mí,
al traerme los sentimientos que tanto extrañaba,
con tus palabras, el ritmo de cada nota, lo siento,
al irse mis tristezas y hacerse ternura y alegría.
Tu voz tranquilizan mis dolores pasados,
me traen tu amor, mi paz interior,
y quiero que sea mío, que jamás sea de nadie,
deseo, que mis palabras sean versos para ti
El sonido de tu voz hace que mi alma se levante
tanto en el día como en la noche solitaria y triste,
entrar a mi ser, para ganarse mi corazón
que el paisaje que veo por mi ventana; sea primavera,
que sólo con recordar tu voz se vayan mis tristezas
y se abra para nosotros un mañana para siempre
Tu voz tiene un dulce canto que con solo
decirme adiós me causa una hermosa despedida,
me borra todo el llanto
y quita toda la tristeza a mi alma.
Tiene el sonido de un piano
que escucho, como si me tocaras con cada mano
e hicieras atraer a mí la felicidad
hace que yo exprese todo esto,
mis sueños, mi mundo
y siento el eco, como si cada palabra tuya
fuese un beso eterno

Maria De Los Angeles Ares Lago

HE VISTO


He visto crecer el patio de un río
soñar a un inglés
caer extasiado de amor a un reno
convertido en ayuda espiritual a un vampiro
he visto
y digo que he visto
al cielo cuando se doblaba en dos
y en dos y en dos
cabiendo en el bolsillo del amor
totalmente extasiado
y lleno de a nostalgia al latín
con sus verbos transformados
en música de los astros
cual astronáuticas libélulas
danzando en el espacio

Gonzalo Suárez