lunes, 29 de junio de 2020

ENIGMA


"París, La Habana, Troya..." dicen los actores de Las grandes ciudades bajo la luna, y yo pienso en Cuba.
Pienso en los Caballos de Troya que nos frecuentan, pienso en eso que tanto desean regalarnos, intercambiarnos, comprarnos o vendernos.
Imagino la Gran Piñata que estamos prestos a abrir, a tirar de sus hilos como si fueran venas, buscando una manera sofisticada (acaso la más primitiva de todas, acaso la misma de siempre) de sobrevivir.
¿Qué lluvia de obsequios nos aguardan en el interior de los Caballos de Troya? ¿Cuántos miles de ojos nos miran desde adentro de sus panzas? ¡Qué raro brillo el de esas miradas!
En medio de tantas culpas, ¿quién es nuestra Helena? De cualquier manera, saldrá exonerada, como suele suceder en estos casos.

Ámbar Carralero Díaz -Cuba-
Publicado en Suplemento de Realidades y ficciones 86

REGLAMENTO PARA MEDEA


Medea ha llegado a casa. Aún es muy pequeña. La educaremos para que sea una gata de bien, y será la primera vez en la Historia de la Humanidad/Animalidad que Medea no mate a sus hijos. La inscribiremos desde ahora en el SindiGato de La Víbora, ahí podrá votar y conocer a los de su especie. En el futuro quién sabe si se convierte en la mejor sindigatista de la circunscripción. La presentaremos en sociedad y aprenderá un código de ética que le permita relacionarse con los perros y las perras, no debe dejarse llevar por tradiciones que han promovido una rivalidad inútil durante años. Será la mejor amiga de Farinelli, el perro vecino, aunque se comentan sus malos hábitos con las escobas y las piernas de los transeúntes, ella deberá saludarlo siempre que él se comporte como es debido. Pero también la enseñaremos a defenderse, cada mañana antes de llevarla al Círculo Gatil “Desparasitaditos del Porvenir” le diremos: “si te dan, ¡aráñalos!”
Para protegerla de su destino, no deberá casarse nunca. Tendrá relaciones nocturnas fuera del hogar y en las madrugadas podrá frecuentar las azoteas de alquiler. Si luego del primer parto ella se atreviera a matar a sus hijos, ya sea arrancándoles la cabeza o ahogándolos en la bañera, será llevada a un psicogatista, y luego del tratamiento la remitiremos al veterinario para que sea ligada. Es una decisión difícil, pero no podemos condenarla de antemano, y menos, permitir que se convierta en una asesina serial.
Le enseñaremos la importancia de la humildad, será desparasitada con remedios caseros, nunca en clínicas extremadamente caras que promueven el consumismo y el derroche. Celebraremos sus cumpleaños con leche de vaca y pastel de sardina, el resto del tiempo deberá conformarse con leche en polvo y filetes de claria, todo en pequeñas porciones hasta que llegue a la gatolescencia, para propiciar la fuerza de los dientes, del aparato óseo muscular y el brillo del pelo. Luego ella deberá buscar sus alimentos, así aprenderá a valerse por sí misma.
Con respecto a la cacería, le pondremos un cat-coach que la enseñe a matar rápido y a borrar las huellas para no hacer sufrir a sus presas. Queda terminantemente prohibido cazar gorriones en nuestro patio, deberá concentrarse en la liquidación de cucarachas, ranas y ratones. Sería bueno que también resolviera el problema de los mosquitos; aunque no es su perfil lo hablaremos con el coach.
Si todo esto saliera mal, y Medea deja el SindiGato, destripa gorriones, no acepta ser ligada, se casa con Jasón, el gato más pandillero y gatariego de La Víbora, y finalmente mata una y otra vez a sus hijos, será desterrada. La montaremos en un camión de la Oficina de Comunales para que sea recluida en el Basurero Provincial de La Habana.
De cualquier manera, no debemos adelantarnos, ¡aún es tan pequeña! Tenemos esperanzas en Medea, en que pueda ser, al menos, una gata normal. Por ahora, juega con los zapatos, se duerme en mis pies y le tiene miedo a las cucarachas. Por ahora, sus ojos solo brillan en las noches, se esconde debajo de la cama cuando oye ladrar a Farinelli, está nerviosa porque mañana es su primer día en “Desparasitaditos del Porvenir”. Mientras tanto, le hemos puesto una cinta roja en el cuello y enterramos la primera cabeza de gorrión que apareció en el patio.

Ámbar Carralero Díaz -Cuba-
Publicado en Suplemento de Realidades y ficciones 86

ENFOQUES


Un joven conduce por 5ta Avenida. Se detiene en un establecimiento donde una muchacha compra panecillos. Él advierte un acento diferente, pasea la vista por sus piernas, ella tiene la piel curtida y unas sandalias pasadas de moda. El muchacho piensa:
Estos palestinos de mierda están invadiendo La Habana.
Jean es francés, trabaja en una compañía de publicidad y decidió pasar sus vacaciones en Cuba. Pasea por la capital en un BMW rentado, toma 5ta Avenida y le llama la atención el Moskvitch detenido al borde de un establecimiento. Pasa despacio por allí y le echa un vistazo al carro, mientras murmura en una lengua incomprensible:
¡Pobres comunistas!
En una nave espacial del tamaño de una nuez y un millón de veces más rápida que la velocidad de la luz, una tripulación de otra galaxia contempla el planeta Tierra. El capitán de la nave hace una extraña seña con su único dedo. Todos ríen o algo similar. Al parecer ha expresado lo equivalente a:
¡Subdesarrollados!
Desde arriba Dios observa pacientemente el Universo y se encoge de hombros.

Ámbar Carralero Díaz -Cuba-
Publicado en Suplemento de Realidades y ficciones 86

ELCORPUS


El día del Corpus del año 2007 fui a El Gastor (Cádiz) para asistir a la entrega de premios del Concurso Internacional de Relatos, en el cual yo había participado con mi cuento "El relevo". Obtuve el segundo premio, detrás de Conchi Postigo, amiga y compañera del grupo literario de la Sierra “La Aldaba”, vecina de El Gastor.
Fue un día de alegrías y nervios, sobre todo nervios, pues me hicieron leer en el estrado, ante más de 500 personas, el relato premiado, algo que no me esperaba, y la gente estaba más pendiente de mi temblor de manos y rodillas que de lo que yo les estaba leyendo. Pero luego pasamos una bonita velada Conchi, su marido Pepe y yo, celebrando el premio en una cafetería.

El Corpus de El Gastor es famoso por sus calles engalanadas de jaras sobre las paredes y hierbas en el suelo para la ocasión. Me gustó tanto el ambiente y saber que todos los hombres del pueblo habían colaborado el día anterior en cortar las jaras del monte y traerlas al pueblo, para distribuirlas durante la noche por las calles de modo que al amanecer todo estuviera listo para celebrar la festividad.
Hice un centenar de fotos, entre las cuales una vista de la calle principal engalanada y al matrimonio Conchi y Pepe.
De la primera pinté luego un cuadro, que preside mi cuarto- estudio.

JUAN PAN GARCÍA -Puerto de Santa María-

La imagen puede contener: una persona, interior

UN ESCRITOR


"Un escritor es algo extraño. Es una contradicción, aveces un sinsentido.
Escribir es también no hablar. Es callarse. Es aullar sin ruido".

Marguerite Duras
Compartido por Consuelo Jiménez

LAS COSAS BUENAS



Compartido por Yvonne Fagundez Pereira

SÁBADO


Tratas de dejarle algo bonito al mundo,
de ser semilla en lugar de súcubo,
pero la piel pervierte al corazón más gélido,
y en brazos de Zeus detona el llanto.

Tratas de ser la luz y amor que para ti deseas,
la reciprocidad es el cuento de una niña,
que no encuentra acallada su respuesta,
ni saciada la sed por lo que implora.

Llora triste, de cara lavada en lágrimas,
esa niña que no comprende,
y dentro una vez más algo se rompe.

Maldice y reza, casi conjuntamente,
pero el cielo queda lejos de su grito,
así es que ahora va de luto.

TANIA MATIAS