miércoles, 20 de junio de 2018

¡AQUÍ ESTOY!... NUNCA ME HE IDO


Aquí estoy junto a ti, nunca me he ido
a donde voy que más valga, si aquí soy bien querido...
Tengo para mí solo unos labios a flor de capullo... un corazón de oro y unos ojos lindos... un cuerpo apasionado que me lleva directo a la gloria a conocer a Dios y a tantos ángeles del cielo. .. y yo no puedo, ser malagradecido... ¡nunca lo he sido!... No con la vida, mucho menos con Dios... tampoco contigo... que me haces tanto bien...
Aqui estoy muy junto a ti, nunca me he ido...

Agustín H. Castañeda

EL AMOR NO MUERE


El amor no muere
sólo se transforma.
En un ave
con alas de Ángel.
Eres el amor de mi vida,
el amor de la expiración.
Eres el fin de la vida,
eres el comienzo de un nuevo día.
Sin tocarte eres mía
con mirarte ya te siento.
Si muero antes que tú
¡Dame un beso!
Quiero sentirte cerca
sentirte dentro de mí,
dentro de mi cuerpo.
El mundo es injusto...
Pero el amor es eterno.
Soy feliz a tu lado
con la ayuda de los vivos
y de los muertos.
Todo comienza un día
de rabia... ¡solo por ser honesto!
Mi vida me la quitaron
pero no estoy muy lejos
del olor de tu pelo.
Mi vida... aunque no me veas estoy aquí cerquita de tus labios.
Soy tu ángel
quien cuida de ti
en estos días amargos.
Si muero antes que tú
Seré tu alma.
¡Seré tu viajero!
En esta vida
o en la otra.
Nunca olvides que te amo.
Porque siempre estaré... Cerquita
Cerquita
a tu lado.

MANUEL FRANCO GARCÍA

EL CHICO DE LA ESTACIÓN


(II)

Después de la estación llegué a mi viejo apartamento todo está desorganizado hecho trizas nada en su lugar pero ni modos así se debe quedar mañana arreglaré el desastre
Armo en piso una cama pues no hace frío y la alfombra me calentará un par de cobijas y una almohada ya estoy muy rendida mis ojos desean cerrar... no veo que amanezca poderlo volver a ver ese chico que entrado a mi corazón... no debo confiarme tanto no quiero una herida más... apenas estoy durmiendo me llega un mensaje es de él me dice que no me olvidé de lo prometido que me invita a desayunar mi corazón palpita casi a mil...

Me ha dejado sin sueño las estrellas las veo desde mi ventanal entra la luz de la luna sin cortinas... ya todo estaba listo para dejar la ciudad pero la vida me dio un par de vueltas como idiota e ilusa aquí estoy no me imagino el por qué sigo acá, por ese chico de la estación se clavó en mi,corazón parezco,una adolescente no sé ni que pensar cuento las estrellas sin poder dormir, veo sólo los ojos de él eso ojitos color mil que me derrito como tontica ante él, es que más da una ilusión más.

Luna dime que no va ser un mal enamorarme, otra ves que no me va a lastimar...
Escucho, música por el celular bellas canciones de amor.

Ojalá mañana sea igual el día, Como el de hoy yo se va ser así, mañana otro día será
Con chico de la estación...

(Continuara)...

Nelson Moreno -Colombia/México-

CAYÓ DE LA LUNA UNA LÁGRIMA


Cayó de la luna una lágrima
descomposición de gama de colores
enamorado de esos sentimientos perdidos
entre tantos corazones añorados.
Escribía letras en el universo
pintando arlequines de pasiones
añorando tu esencia cósmica
para besarte deslizándonos por el arcoiris.
Vislumbro un mundo imaginado
impregnado de esa musa soñada
que lleva tu nombre.
¡Ya no divago, ahora te vivo!
Eras esa estrella errante por mi buscada
y ahora el cielo es ¡tú sobre mis sábanas ...!

Francisco Javier Díaz Aguilera.

EL ÚLTIMO ECLIPSE


He estado donde vimos el último eclipse y han cortado el árbol bajo el que dormimos borrachos.

Vi pasar mi funeral, en un ataúd envasado al vacío, al tiempo que dos perros follaban, ajenos al mundo, en la esquina de una casa en ruinas. Las difuntas ideas volaban riéndose de su pasado.

Al intentar parir un pensamiento, quinientos de ellos, todos bandoleros, se agolparon en mi frente (jodida frente) pugnando por salir de las aterciopeladas náuseas que pueblan los intestinos de mi cerebro. Sacrificados todos ellos, vuelvo a beber de mi áspera memoria.

Subía la luz, la única, con un antifaz sobre su preñada presencia. Yo respiraba en el castigado otoño de bosques quemados en la que resucita vida de anunciadas sequías.

Hoy no hay eclipses en los que emborrachar ideas, ni árbol en el que cobijar mañanas.

Francisco Tomás Barriento Eusebio -Campofrío-


¿COMO QUERERTE SIN AMAR?


Es la piel y no los años
lo que vamos abandonando
como equipaje inservible,
por el viaje de la vida.

Tú, que me decías siempre:
tómame en tus brazos
y no me dejes caer. Te necesito.
Ahora no aceptas el milagro
de decirme: te quiero.

Te ha tomado la costumbre
de ahogar las palabras
y alargar el camino corto
del sentimiento.
Siendo el amor el idioma
que menos palabras requiere.

Eres el mismo milagro
de ternura y egoísmo,
tristeza y felicidad
inquieta y serena, burlona y seria.
Cómo quedarme amor y cómo irme,
cómo estar sin estar.

Para continuar respirando
sólo basta que me digas
tres palabra: aún te amo.

Carlos Posadas -México-

LLENO DE VACÍOS


Te fuiste sin decirme adiós
Sin mediar palabra alguna
Sin explicación absurda
Sin la mínima conmiseración
Solo dejaste un espacio
Una ausencia que se apropia
Una soledad que me invade
Noches llenas de vacío
Días que no tienen alcance
Todo conflicto existencial
Me viene valiendo madres

Abraham Méndez -México-