miércoles, 20 de marzo de 2019

SOY TODO CORAZÓN


Soy todo corazón,
pero te pido
prestado el tuyo
para ponerlo junto
al mío y escuchar,
sus latidos.

Soy todo corazón,
contigo, y me quedo
cerca de ti, para
entregártelo cada vez,
que me lo pida.

Soy todo corazón,
andando a tu lado,
respirando, durmiendo.

Soñando,
recogiendo hojas
y recuerdos a tu lado.

Me vuelvo
todo ternura.

Y soy todo labios,
para recibir tus besos.

Y soy todo brazos
para aprestarte
contra mi pecho.

Soy todo ojo
para mirarte.

Para mirar tus ojos,
tus labios, tu pelo.

Y para andar contigo
soy todo pie para pasear
mirando el mundo
contigo y llegar lejos.

Soy todo vida
para entregártela.

Para amarte
soy todo cuerpo.

Rafael Pérez 

EN LOS CAMPOS


Apoyada en una de las paredes
que encerraba el asiento de la ventana.
Cepillaba el cabello mientras la vista
se perdía en lejanos campos.

Hacía oídos sordos
a la llamada de los riscos.
Sólo veía el trabajo de los hombres
en los trigales.

Era tiempo de arado,
como arando estaba la pluma
los versos que se antojaban.
Y miraba de soslayo
un sol fresco de mañana.

Ayudaban los tractores
haciendo surcos en el terreno.
Removida la tierra de aquellos.
Removidas las ideas
de los campos de la memoria.

Bajó los escalones de dos en dos
y encontró una cesta olvidada
en el estribo de la puerta.
Rica fruta, pan y queso fresco.
¿Quién dejo aquel regalo?

Podía pensar en el labriego
que cultivaba la parcela colindante.
Cacareos habían hecho las gallinas.
Podía haber dejado una nota.
Mas no eran manos de escritura.

Miró al cielo, nubarrones se avecinaban
como los del dolor teñido de accidentes.
Y así, metió el cesto en la casa.
Gotas que se escapaban.
Dureza del hombre bajo las inclemencias.

Buen tiempo para el amor
cuando sonríen los cielos.
Aunque el calor abrase,
siempre la grácil moza
traerá su cántaro de agua
con el almuerzo bien envuelto
y una caricia para su cara.

Rústicas las letras corren
sobre cuadernos de lentas hojas.
Palabras ociosas con los bochornos,
rugientes como los truenos.
Homenaje que hago al labriego.

¡Ay, campesino que labras
terruños sin zuecos!
De callos tus manos,
los dedos cuadrados
cual acartonados maderos.
La frente tostada
y el sudor que la empaña.

Pero tus ojos… ¡Ah, esos ojos!
¡Sabios como ninguno!
¡Amorosa ternura que espera!
Hortelana me siento de la estrofa,
agricultora de la prosa.

Labriegos de poesía surcan las tierras.
Lucido amor que siembra espigas.
Amable abandono,
para llegar a la pluma mía.

Ana María Lorenzo

AMOR ESPONTÁNEO


El amor de dos,
que practicamos
sin descanso
y espontáneo al extremo.

Es un amor,
en continuo aumento.
Somos el himno del amor,
en vivencia de lo pleno y válido.

Amor de catorcenas,
en meses de catorcena,
en aniversario de catorcena
y en delicias de catorcenas.

Amor espontáneo,
despertar del corazón,
de una gitana
en los viajes anhelados para amar.

El amor toco los ingresos
del corazón gitano.
Desprevenido, confiado
repentino ingreso.
A un puerto vacío en el amor.

El corazón nuevo,
Estreno su amor.
Sin carnaval, ni comparsa
y ahora habita la dulzura,
el cariño, el perdón
Y el caudal del amor espontáneo.

El amor espontáneo,
recíproco tomo
por navío dos cuerpos
y dos corazones escondidos.

Amor espontáneo,
amor de los dos,
amor pleno y valido.
Amor de gitanos enamorados.

Fernando Enrique Zárate Ángel -Colombia-

CREO EN MÍ


Y solo soy una soñadora
que con mis letras
lavo mis pecados,
Culpas del pasado,
nostalgia del desamor.

Pinto de color el futuro
me tomo la primavera prestada
para saciar mi inspiración,
Le robo tonadas al mar,
para sentir felicidad.

Le canto al atardecer
una tonada de amor.
Le lloro a la noche,
y le grito a la luna
me regales lo que soy.

Camino de prisa.
Te pido perdón,
si eres mi bálsamo,
mi amiga, mi compañera.
Te prometo ser verdad.

Seré autentica, leal,
y buscaré regalar mis letras
y conocer tus virtudes,
Poesía y verdades.
de dama primorosa.
Néctar del amor.

Nelly R Yasnó -Colombia-

NEGACIÓN DE EXISTENCIA / MUY ATRAYENTE


NEGACIÓN DE EXISTENCIA 

Cuando la esperanza, está sumergida en la depresión,
instintivamente los ánimos menguan- emocionalmente,
invade - execrables trastornos de la mente - debilitada,
urdidoras las tristes secuelas, pavorosas y dificultosas.

Las algazaras se convierten en emergentes– entornos,
los vicios y la autoestima en la sima más – deprimente,
con desparpajo- el espíritu se solidifica y se comprime,
solo queda la materia en nivel abominado- condenado.

Es negación de existencia- la minimización de valores,
la podredumbre de alteraciones, es plena - dominante,
es retahíla de aberraciones consecuentes-peyorativas.

¡Es sombría situación en la impureza de subsistencia!,
el espectro perverso de vida en el vaivén fragmentado,
y submundo de confusiones- perturbaciones mentales.

JESÚS CÉSAR PORTELLA MEDINA -Perú-

La imagen puede contener: una persona, texto

EL CHAVAL DE LAS FAVELAS


Desde bien niño
Todo trataba con cariño
Lo que sucedía en las favelas
En especial, de sus abuelas.

Era fan de Maradona
Que cuando da al balón
A todos apasiona.

Le gustaría ser
El nuevo Romario
Y poder tener
Un cargo honorario
En el club de sus amores
Pues del Boca tenía los colores.

Su madre orgullosa
De una persona famosa
Su padre contrariado
Pues su hijo anda equivocado
Pero contra gustos colores
Como el del olor de las flores.

Un día recibió una llamada
Del todo inesperada
El prefijo era español
No se trataba de un farol
Era del Fútbol Club Barcelona
El club que le apasiona
Donde jugaron sus ídolos
Sabiendo cual era el símbolo
De jugar en el Camp Nou
Y crear un enrenou.

A Barcelona voló
Examen médico, pasó
Firmo su primer contrato
Que lo llevaría al estrellato
Pues estar en el Barcelona
Es un sueño que no se abandona
Es un tren que pasa una vez
Y si lo dejas pasar, te quedas pez.

Resurgió otro brasileño
Que lo quiso desde pequeño
Ser un gran futbolista
Y de su selección
El primero de la lista.

Respetó a rivales
Departió con los chavales
Que serían sus herederos
Desde porteros a delanteros
Creando una generación
Con un gran corazón.

JAUME ALEGRE LASTERRA -Barcelona-

LA POESÍA


la poesía me dio recuerdos y felicidad... imborrables amigos
porque el amor está siempre en el corazón... solo hay que
dejarlo fluir...

Leon Contreras -Colombia-