miércoles, 21 de junio de 2017

CARICIAS NOCTURNAS


Sabes amor, he esperado muchos meses para estar así, a tu lado, amándonos susurrándonos palabras de amor, acariciándonos como adolescentes, en la oscuridad de la noche.
Entre los árboles, bajo la inmensidad del cielo quien a su vez cobija nuestros cuerpos, y el canto de las aves nocturnas emitiendo sonidos de amor y ternura.
El aire hace eco, de los que a esa hora hacemos el amor con dulzura.
Vengo de nuevo a nuestro encuentro para amarnos en esta noche oscura.
Cascada de estrellas llegan a nuestros corazones al roce de nuestros besos y los mordiscos en nuestros cuerpos, esos que hace que las hojas verdes tiemblen, y la suave brisa de la noche se confunde con cada caricia, y cada beso, cada lamido de tu ávida lengua que recorre mi vientre y se interna entre mis suaves piernas.
Te amaré esta noche, porque quizás sea la única noche que te dé mi titiritante cuerpo.
¡Amor espera!
Antes de que nos despidamos de la noche, deseo decirte, vernos a escondida no es una herejía, es magia es luz de este nuestro nuevo día, y no quiero volver al camino si no voy contigo esperé tanto y aún que la noche fue oscura...
vi la luz en la yerba y en el calor de tus brazos.
No lo olvides, hoy hicimos mella de ese amor de nuestra larga espera.

Andrea Martinez -Estados Unidos-

ESA PASIÓN QUE NACE DE MÍ


Esa pasión que nace de mí
y que solo a ti te doy,
Porque así lo elegí
y mi corazón te llora en el silencio
De cada noche sin ti
Noches de ausencias
Donde mi vida se encuentra vacía
Donde mi pensamiento grita tu nombre
Y mis suspiros se hacen largos
Notando tu ausencia ,
Donde estás mi amor,
donde estás..., que aún en la distancia
te amo..., locamente te amo
y no lo puedo evitar...
El pensarte e imaginarte porque
Eres el amor de mi vida,
donde he encontrado la felicidad
y el placer de tenerte en mi mundo
gracias mi vida por darme cada día
un poco más de ti, de tu amor
Gracias mi amor por estar ahí
día tras día,
Por dejar amarte, por todo...
Sabes que te amo.

Maria De Los Angeles Ares Lago

EL AMOR


¡El amor!,es la fusión de dos almas,
la comprensión es iluminar el alma,
la pasión es resplandecer el deseo,
la seducción es irradiar querencias.

El beso es la sublimidad-excelsitud,
las caricias son pláticas silenciosas,
la belleza es esplender majestades,
la sonrisa es trasponer satisfacción.

Julio C. Portella M. -Perú-

LA PUREZA DEL AMOR


Es perderse en el laberinto de las venas del corazón.
La razón se pierde los sentimientos hasta la locura.
Enamora el alma que es la que siempre nos acompaña.
En la humildad de un amor eterno lleno de pureza.
Así es mi amor verdadero, jamás muere vive en nuestra sangre en nuestro respirar por siempre.

JUSTINO LEÓN

EL PARTIR DE TU SILUETA


En las paredes de mi alma
solo queda nostalgia
tras tu partida
el umbral de mi vida ha caído
porque me faltas tú.

Madre querida
después de ti… ¡qué!
solo quedan las palabras
la profundidad de un sentimiento
convierte en agonía mi propio aliento.

El ver partir tu silueta
taladró una y mil veces
las raíces de mi vida
ríos de lágrimas
brotaron de mis ojos
cuando tu alma
abrió la puerta
donde el reposo nunca termina.

Después de ti… ¡Qué!
solo queda decirte adiós
llenar de besos
tus mejillas
y dejarte ir…

Ramón de Jesús Núñez Duval -República Dominicana-

Y LA LUNA ESTÁ ALLÍ


En penumbras te busco sigilosa,
el dolor me devora en carne viva,
la agonía carcome silenciosa,
del amor y sus líricas me priva.

Y me miro en los pétalos de rosa
marchitada de forma destructiva,
la tristeza a mi casa acude briosa
y profunda en mi pecho reactiva.

Es la noche el suplicio de mi infierno
es testigo del tiempo que he llorado
y la luna su luz es mi pañuelo,

y me limpia mi rostro del invierno
me cobija con su fulgor perlado
en su fases me cubre con consuelo.

Linda Patricia Candanoza -COLOMBIA-

ALGO DE MÍ


Algo de mi se llevó el río,
algo nublaba mi existencia,
algo turbaba mi paciencia,
algo, para no morir de frío.

Eso que de mi se lleva el mar,
algo que no me deja sentir,
algo que me impedía amar,
algo, que pesaba en mi vivir.

Algo de mi ser se liberó,
algo me invita al devenir,
solo para podernos amar,
algo de mi se llevó la mar..,

Algo de mi

Hortencia Aguilar Herrera. 

SONETO ALEJANDRINO


Con fríos en la tarde, mejor será la calma
la niebla en el ambiente, grisácea penumbra
temperatura baja, se percibe en el alma
abrigos hasta el cuello, ya el astro sol no alumbra.

A pesar de este ambiente, mi espíritu levanto
la mente positiva, quiere lograr su meta
con dotes innegables, sin pensar en el llanto
tras aquel horizonte, viajaré cuan cometa.

Sin parar días pasan, se agolpan amistades
conciencia del humano, recitad con acento
surge ante nuestros ojos, frialdad de las verdades.

Un cielo azul celeste, con motivar contento
el helor de este clima, se siente en las edades
mientras la nube blanca, luce en el firmamento.
:
José Rafael Orozco Torres -Costa Rica-

OTRA SOMBRA... OTRO BESO...


A la sombra de un beso
quedaron enterrados aquellos recuerdos
que nos hicieron culpables
del delito de los amantes...
pecamos sin remordimientos
como dos irresponsables.

Hemos enterrado el tiempo,
ahora fingimos que no nos conocemos
cuando nos cruzamos por la calle,
sostienes de la mano a otro amante
pero tus ojos están muertos
tus ojos... ya no quieren a nadie.

A la sombra de un beso
oculto la luz de mis miedos,
camino para buscarte
entre las sombras de aquel parque
que conoció nuestros silencios
y espera... sin esperarte.

Cuento las manchas del techo,
sigo los pasos de un insecto
y esa puerta... no se abre...
iluso, espero que llames...
tan solo se escucha el viento...
hace tiempo que no duermo
y no paro de soñarte...
tras el cristal, una luna menguante
se burla de aquel beso
que nació para enterrarme.

‎Luis Maria Saiz Laso

LA CIMA DE LOS DESEOS


Tienes para mí la gravedad
de las cosas más humildes de la vida,
necesito nuestro amor y tu presencia aliada,
te quiero porque respiro y porque siento
el afán de seguir viviendo,
no hay trucos para ganar honor
a la altura donde tú llegas.

LUIS RAFAEL GARCÍA LORENTE -Orihuela-

AÑORANZA


Cuando escucho el canto
De las aves, escucho tu voz.
Esa voz, cuasi canción,
Que invade mis oídos,
Recorre mis sentidos
Y me llega al corazón.

Cuando siento una rosa
Recuerdo tus manos.
Esas manos suaves
Que acariciaron mi
Cuerpo hasta la saciedad.

Hoy añoro tu voz,
Hoy añoro tus manos
Y... añoro tus caricias.
Y confieso:
¡No te he podido olvidar!

Jaime Enrique Otero Saez -Colombia-

EL SILENCIO EN MÍ


El silencio en mí, los guerreros reposan. Alevosías de mis ángeles que susurran los secretos más oscuros de Pandora. Música construida acorde los arquetipos del pasado lejano. En desacorde van descifrando lo inédito de mi existencia. El silencio en mí, estridente como centella del cosmos.

Antonio L Rivera Rivera 

ES SOLO UN PENSAMIENTO...


...Es solo un pensamiento que se escapa de mis invasoras manos...

para inspirarme en ti debo invadir
...tu espacio
...tu tiempo
... tu todo
estarías dispuesta a permitirlo

tendría que ser tu esclavo y tú ya tienes uno

Abraham Mendez -México-

TU PRIMER POEMA


Llego a ti
desarraigada
 ciudadana trashumante
de la piel del mundo
apagas en tu sombra-esencia
el martilleo de mi herida
he de seguir otros caminos
he de buscarte en el ángulo exacto
 de la voz del río
he de buscarte
 en el perfume sutil
 de la pradera
he de buscarte
en esa noche ajena
en que tu sombra distante
se una
a mi silencio.

Mireya Robles -Cuba-
Publicado en la revista Oriflama 30

TRIBUS DE LA IMAGINACIÓN UNOS Y OTROS ESCRITORES DE LA TRIBU


EGOCENTRISMO

En el texto del escritor, la línea curva deviene espiral.

PODERES

El escritor no dice “abracadabra”. Lo escribe.

VIVENCIAS

El escritor trasplanta su corazón a las memorias donde espera latir.

Del libro Hipermicrotexturas de FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES

AMORES EMPOZADOS


"En el pozo de amor a todas horas, 
inconsolable, a gritos, 
dentro de mi, quiero decir, te llamo, 
te llaman los que nacen, los que vienen 
de atrás, de ti, los que a ti llegan".
Jaime  Sabines(poeta  mexicano )

Me lo dicen tus ojos que no veo
tus labios que no besan ya mis horas
este tiempo y distancia de los cuerpos
que agonizan su lenguaje sin palabras.

Cuerpos  hablan en sus gestos solitarios
y olvidados de parajes cotidianos
son los cofres fugaces de esta vida
que protegen nuestra alma enamorada.

En el pozo del amor a toda hora
es el grito de mi alma que  arponeada
 zigzaguea entre nacimiento y muerte
al abrigo de todas las plegarias.

Dentro de mi te llaman mis fantasmas
migraciones de aves  y de razas
te llaman los hijos de los sueños
los finos garfios que quisieran retener
todo lo que de tu cántaro de amor, imaginado por mí mana,
y son tus ojos contemplativos cerrojos
que tras el vaho de un café me hablan
y lo que niegas con tu boca
no hay forma que puedas negar con la mirada.

Y es entonces que este pozo de amor donde me agito,
geómetra de mi locura , hace eco
de este grito de tu nombre en mi garganta
  Ay amor  indiferente ¡qué inalcanzable te me has hecho!

Pero mira , soy yo invisible que en las noches,
reviento tus compuertas
invitadora , a que inundes
de tus aguas , el légamo de mis sábanas
y te reciban mis pétalos de manzano
en luz de rebelión y de alegría
con esos te amo destinados
que no supiste leer a la distancia.

MARISA ARAGÓN WILLNER
Publicado en Centro Cultural San Francisco Solano

ESPEJISMO


Estaba allí,
abrazando el silencio de la noche
y el vértigo de la mañana.
Envejeciendo
entre inviernos y espejismos
y esquivando
el calor de unas manos
que la lleven a caminar
por el jardín de las mariposas.

Mari Carmen García Moruja (Sevilla)
Publicado en la revista Aldaba 33

MALE(S)TA(R)


Es extraño no estar, no habitar el lecho ni la casa, haber salido de ti, no responder a tu nombre; lejos, el hambre, la gravedad, la brisa, el oxígeno de la Tierra; haber llegado sin maleta ni equipaje, sin vísceras ni arterias, sin sed ni afanes y guardar memoria; leve ahora, ingrávida, informe; estar, estar aún, no ser.

Emilia OLIVA -España-
Publicado En sentido figurado

FINÓ


Soy la mujercita
que se iba a casar

Finó mi prometido

y de momento
dicha circunstancia
me empobrece.

Del libro Ardua de ROLANDO REVAGLIATTI -Argentina-

EL UMBRAL Y LA CARICIA


Lo que se deja en el lenguaje de la llama y la caricia
no es el áspero color a humedad de la entretela
no es la savia de la figura, el recorte de una presencia
el enlace de dos vientres, la persecución desenfadada
ni el vahído, el acercamiento.
Lo que se deja en el lenguaje de los que aman
–cuando en el umbral se aman–
es alba intuición, ese algo, cualquier algo
fragata en hundimiento a la cual asirse con enardecidas zarpas:
lo que semeja al color, a la presencia, a ese vahído.
Un letargo atemporal que florece
que no se palpa con la memoria ni las yemas de lo mirado.
Eso es lo que queda:
el arrullo de luz, el perfume de un halo, la púrpura oscilación en la cuerda.

ULISES PANIAGUA -México-
Publicado en Añil 142

11º CICLO CINE Y FLAMENCO


El Ciclo de Cine y Flamenco continúa con su programación este miércoles 21 de junio, en el Centro de Iniciativa Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS) en la calle Madre de Dios 1, con la película JOTA.

JOTA

Hace ya años que Carlos Saura quería hacer un musical sobre la Jota, la música, el cante y el baile de su tierra: Aragón

La Jota es una música vigorosa, recia, poderosa, de origen vital, con un cante generoso, que aparece como base de muchos de los ritmos del folclore español, y que también ha merecido la atención de compositores clásicos como Listz, Falla y Albéniz.

ARMONÍA DEL MUNDO


Los movimientos planetarios no son, así, más que una misma polifonía
continua que progresa a través de tensiones disonantes hasta ciertos
puntos de consumación.
Johannes Kepler: “La armonía del mundo” (1619)                                                                                      
 Armonía del mundo
ya es hora
se abre un párpado
es el día que avanza, se hace descifrar
las cosas se disuelven y todo aguarda y tiembla
arroja su pregunta como un hilo de agua
¿quién volvió de la noche con su lámpara?
¿hay alguien que responde? ¿por qué el sueño retiene
a la presa que somos en su carcasa inmóvil?
¿y quién en esta hora pregunta por sus muertos?
¿por qué ninguno de ellos regresa todavía?

armonía del mundo
dónde estará ese arco perfecto en que creíamos
a ciegas en la luz comienza el día
la armonía del mundo se pliega y se despliega                          
en su limbo de luz, en su crisálida.

Del libro “La noche con su lámpara” de Raquel Jaduszliwer -Argentina-
Compartido por Rolando Revagliatti

martes, 20 de junio de 2017

EMPECINADA CAMINANTE DE INCERTIDUMBRES


...ir al desafío con los filamentos de otra luz
Hugo Patuto

Con el arrobamiento de las acacias
frente a la lluvia, descubro
médanos en mis arterias.
Registro tu presencia, allí,
donde los sueños se desvelan.
¿Cómo tensar el aliento del reflejo?
¿Cómo atrapar los espejismos?
Me adhiero a tus invocaciones, soles
en suspenso.
Exterminio labrado en el territorio
donde los tigres llegan con sus zarpas
-tulipanes en reverso-
constelaciones que crecen
hasta emancipar todos los presagios.
Me siento exhausta, transito
un derrotero medular
que se refugia en la penumbra.
Asteroides desollados por el desarraigo.
¿Dónde amurallar el vértigo?
¿Cómo restañar la lucidez del asombro?
Persigo la armonía de signos vacilantes.
Atesoro un desconsuelo. Recóndito
deseo de nombrar un paisaje que te incluya
para siempre en la mirada.
Caminante, enhebro incertidumbres
mitigando el agobio, minuciosamente
recorro los abismos que me pueblan
en un remanso donde resalta
tu contorno
en el vértice de la angustia.

MARTA SCHOFS DE MAGGI -Argentina-
Publicado en el blog deliteraturayalgomas

BAILA EL MAR PARA NOSOTROS


Un ocaso de ojos y labios
Federico García Lorca

Estalla el aire…
Quedamos sorprendidos
y reflejados en el viento,
nuestro viento, nuestro aroma
tierno y dibujado
en la inicial de una nube
tocando la orilla de tu cuello.

De pronto llegas
y un suspiro impreciso
se apodera del color de mis pupilas
amándote.

Desprendidos de nuestra piel
nos abrazamos en un ocaso de ojos y labios.

Baila el mar para nosotros.

MÓNICA LÓPEZ BORDÓN -Alcalás de Henares
Publicado en Luz Cultural

ANA LA DEL ESPEJO


Se miró en la luna del botiquín. El moretón de ayer comenzaba a amarillear y la hinchazón había bajado. Cubrió con base y polvos las zonas más notables. Su reflejo la miró alejarse. Cada vez se sentía menos identificada con ella. A la lástima que sentía por la criatura tridimensional, se sumaba una rabia creciente, difícilmente contenible.

Los gritos no se sentían del otro lado del cristal. Ana, la del espejo, dormía en la oscuridad. Se despertó sobresaltada cuando la otra accionó el interruptor del baño, abrió el grifo y dejó correr el agua sobre el corte encima de la ceja. No pudo creer los extremos a los cuales había llegado la tolerancia de su doble. Esa noche mataría a la bestia y las dos serían libres, con el paso del tiempo regresaría la luz a sus miradas, volverían a ser bellas.

Se hizo la luz de nuevo, no sabía cuánto tiempo había transcurrido, con seguridad no más que unas horas, la herida de la ceja continuaba abierta. Una magulladura en el borde del labio de su doble, le demostró que con el mero hecho de desearlo, no podía cambiar la realidad. La bestia seguía viva, transformándole el rostro… Arrasada ante la impotencia, Ana, la del espejo decidió suicidarse.

Esa noche, cuando la mujer terminó de lavarse el maquillaje con que había intentado ocultar las marcas, no reconoció la imagen que vio reflejada en el cristal. “Tengo que volver a ser yo”, pensó y se internó en la oscuridad de la vivienda.

Marié Rojas Tamayo
Publicado en la revista Arena y cal 249

JUGUETE SOBRE LA MESA


Una cierta gracia torpe en los brazos del oso,
el desorden del pato,
los ojos fieles del perro para dormir,
conspirando sin ruido contra el temor, la oscuridad,
los habitantes del candor juegan ahora con los hombres,
me dan de morir y de nacer como las balas del adiós.

Del libro Velorio del solo de JUAN GELMAN -Argentina-
Publicado en Estación Quilmes

QUERER ES PODER


desnudos
ante la noche o la miseria
                       
la mirada sangrante
hace la luz del día

Del libro El jardín de aclimatación de Rodolfo Alonso -Argentina-
Publicado en Poesía del mondongo

SALVACIÓN


Visité a Ho Lin Wei dos años después de haber recibido el diagnóstico. Llegar a él no fue fácil, tampoco fue la primera opción: al principio yo desconocía su existencia.
Fueron los González quienes me pusieron en contacto con su gente. El sabio chino había salvado la vida de su hijo mayor. Callaron los detalles del tratamiento. Hicieron bien, después de todo lo único que nos importa a los enfermos es la cura, no su costo.
Encaré sin dudar las escaladas por los inhóspitos muros y las largas caminatas.
Tras días de peripecias llegué por fin a su encuentro. Una figura pequeña, de edad indescriptible y rostro apergaminado, enmarcado por un par de finos bigotes negros que le llegaban a la altura de los hombros. La túnica de seda roja bordada con hilos de oro lo asemejaba más a un soberano que a un hombre del estudio y la medicina.
Me tomó de las manos y me nombró, como quien espera durante mucho tiempo una visita. Nadie le
dijo quién era yo, él ya lo sabía. El resto fue silencio, excepto en mi mente. Dentro de mi cabeza yo oía sus ideas y entendía todo lo que me decía. Asentí a todas sus preguntas.
La muerte me perseguía y el hombre parecía poder detenerla. Sí, le dije. Sí a todo.
Un par de días después amanecí en casa. La consulta médica arrojó resultados inesperados. Cura. Total, definitiva, inexplicable.
La felicidad fue completa hasta que comenzaron el insomnio y la sed.
El hijo de los González me esperaba el en umbral de la ventana la primera noche que decidí salir. Me guió a una presa animal, sin embargo eso no  sería suficiente para Wei, aclaró. Así capturé a un indigente que no reaccionó a tiempo. Lo llevamos aún con vida al centro de transfusiones que operaba como pantalla de una planta de tráfico de sangre humana.
Me dejaron probar un poco y sentí la energía de la vida atravesarme con furia.
No me detuve más. Tampoco volví a los animales. Ahora estoy curada y deambulo de noche. Estoy sana, soy feliz a mi manera y cumplo con mi cuota para Wei y su ciencia.
Soy, como tantos otros en su plan, su esclava. Le debo todo.

María Victoria Vázquez (Argentina)
Publicado en la revista digital Minatura 155

N.N.


¿Cómo nombrar
la noche clandestina,
la blancura zigzagueante
de la mortaja,
la fuente roja
del deseo,
el relámpago morado
de los senos encendidos,
el aluvión seco del pasado,
la trepanación descontrolada
de la luz?
¿Cómo nombrar
al hombre
que está solo?

Del libro Hallazgo tardío de SERGIO BARTÉS -Argentina-
Publicado en Editorial Alebrijes

EJERCICIOS ESPIRITUALES


Hubiera querido
retirarse a una cueva
humillar su timidez
hasta que el miedo cediera de a poquito
resucitar triunfante
pero hay olores que ensanchan la nariz
moras y guayabas robadas
con discreción pulcras mantillas del ángelus
almohadas ya lavadas de historia
flores ajándose en los entierros familiares
innecesaria tinta para exvotos
sangre que se va sola
y al concentrarse
detrás del perfecto aroma
va apareciendo una ira indescifrable
que impide
toda resurrección

NORA HALL -Argentina-
Publicado en Gaceta Virtual 125

TAREAS PARA CASA Y PEREZA


Apresura a los niños, amor, el lobo te conduce
en un paisaje afilado, un paisaje crepitando con arándanos rojos y viento, el lobo impulsa tu pálida cabeza entre faisanes y liebres abrazos y juegos son encerrados en un recinto alto.
Tú extiendes la palabra descubierta, la evidencia de derribar,
el bosque cae a la base de la mente
el atardecer hace una cama de paja en el suelo
la luna, la punta seca de la consciencia, cuelga en el norte. Te envuelves en una manta y en su picazón,
las rayas rojas de racha de las nalgas
por la noche, te quedas en la misma posición
con eczema y una expresión
Y otra vez las mantas deben huir.
Bestias febriles chorrean de la selva
caramelos de Polka para los pechos
despejas tu cabeza del humo, los hongos entierran a los viejos árboles en las fábulas de la sombra y de la búsqueda, al fin consientes el dormir entre ellas
Espolvoreas sal para protección,
repite la palabra mágica, mil palabras para muchacha.

Katariina Vuorinen -Finlandia- Traducción de Mohsen Emadi y Arturo Loera
Publicado en Periódico de poesía 98

EN LA PLAYA DE ESTACIONAMIENTO


Iba a arrancar el auto aquella tarde
cuando una mariposa,
que apareció de la nada,
se puso a danzar sobre el parabrisas.
"Es el espíritu encarnado de Chuang Tzu
que preanuncia el estío",
exclamó mi acompañante.
Y yo le creí,
porque basta amar la poesía
para ser sorprendido por algún milagro.

Del libro "Diario de paso" de César Cantoni -Argentina-
Publicado en el blog elescribidor

EN ALGÚN LUGAR DESCANSA EL CUERPO


En algún lugar descansa el cuerpo,
lo he visto arrastrándose,
estudiando los gusanos dentro del círculo.
Le satisface entrar en la tierra.
Arriba de la estrella
la sensualidad del aire viaja
en algún lugar donde la sangre no descansa
envuelta en serpientes
dentro de la robusta ave de los siglos.
Afuera los órganos humedecen
los latidos que quebrantan el girasol óptico.
El cuerpo descansa en algún lugar.

 Melisa Nungaray -México-
Publicado en La Náusea

ESPERÁNDOTE


Sigo esperándote, sabes,
sigo soñando con el labio
de tu labio
en el borde de mi labio.

Con el roce de tus dedos,
en el borde de mi pelo.

Con la esfinge de tu espalda
entre el borde de mis brazos.

Con el sonido de tu boca
en el borde de mi oído.

Con el eco de tu beso
en el borde de mi abismo...

De: La voz del tiempo

Julia Moreno
Publicado en Acantilados de papel

ESTA CIUDAD NO ES LA MISMA...


esta ciudad no es la misma
silenció el fuelle
su tango

y las colombinas
no buscan carnavales

esta ciudad me es extranjera
en las esquinas
el guapo ya no espera a la percanta

tan solo el paco
juega truco con la
desesperanza

Viviana Álvarez
Publicado en Pensamiento poético.

HOJAS DE TIEMPO


Las hojas de tiempo,
resecas entre mis dedos,
murmullo de una luz que se agota,
a veces son
el zarandeo
de una brisa
que furiosa
plena de zozobra
y de incógnitas
aletea y convierte
las alfombras de mármol
en la revolandera belleza
de lo insondable.

GUILLERMO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ -Mérida-

EL FIN DEL INFINITO


La gigantesca nave espacial surcaba el espacio a una velocidad cercana a la de la luz. De un tamaño prodigioso, era como una ciudad de tamaño medio terrestre, con todos sus servicios; jardines, sistemas de mantenimiento y seguridad, y una población que rondaba las 4.000 personas.

De forma ovalada, nada aerodinámica, llevaba viajando por el espacio cientos de años, atravesando nubes estelares, sistemas solares completos. Utilizando algunas veces, para sus desplazamientos, los agujeros de gusano interdimensionales, que la hacían avanzar miles de años luz en pocos segundos. Muchas generaciones de hombres y mujeres habían nacido y muerto dentro de aquella nave, sin haber conocido nunca a la madre Tierra salvo en imágenes holográficas o programas de ordenador.

Cuando sus primera tripulación/ciudadanía salió del planeta Tierra, todos sabían que jamás se volverían a ver, que su viaje no tendría retorno y que, con suerte, sólo los datos enviados desde la nave “Descubrimiento” serían recibidos en su planeta de origen. La misión, sencilla en su planificación era, por su magnitud, casi inimaginable: descubrir dónde se hallaba el fin del infinito, donde acababa el universo. Sólo  pensar en tamaña empresa causaba pavor y mucho respeto pero, dadas las penosas condiciones de la vida en la Tierra, el voluntariado, muy preparado, de la “Descubrimiento” veía el futuro con más optimismo. Al fin y al cabo, se tranquilizaban, no sería tan terrible descubrir ese “límite de lo conocido”, que quizá se asemejara, en la distancia, con el temor místico y nada justificado a lo desconocido.

En todo eso pensaba la Supervisora General de la “Descubrimiento”, Margaritte Bowman, mientras oteaba desde la cúpula de observación un universo que parecía ser inacabable. Era la responsable máxima de la nave desde hacía apenas dos años, en un cargo que era elegido democráticamente por toda la ciudadanía “espacial” cada periodo de cinco años “terrestres”, manteniendo viejos hábitos heredados de sus ancestros.

-¿Seguro que los ordenadores de a bordo no mienten? -preguntó a uno de los técnicos del programa de observación.

-Sin duda. Estamos llegando a algo nuevo, que nadie ha visto ni medido antes -le contestó, con un deje de nerviosismo en la voz, el hombre.

-¿Cuales son las características de ese fenómeno?

-Tiene varias destacables, pero la más importante es que desde esa dirección – el técnico mostró en el mapa intermodal de una pequeña pantallita de a bordo el lugar-  a apenas unas pocas horas de donde estamos, dejan de recibirse radiaciones de cualquier tipo. Como si no existiese materia más allá de ese límite.

-¿En toda la línea del “horizonte visible”? -insistió Margaritte, mientras paseaba, intranquila, entre la dotación de control de la nave, que se afanaba por mantener a la nave en su rumbo impasible.

-En toda la línea de nuestro frente – confirmó su asistente – Es una línea continua. Detrás de la nave seguimos recibiendo pulsaciones, y por los lados igualmente, pero delante de donde nos encontramos hay un vacío.

“Quizá este sea el final que tu querías ver, padre”, murmuró la Supervisora. La imagen de su padre, muerto apenas hacía tres años inundó su memoria, y recordó los anhelos, las esperanzas en las que él había fundado toda su vida de estudio e investigación. El ansia de conocimiento y de experiencias nuevas, frustrado en su agonía por la impotencia de saber que nunca vería el fin del universo conocido. “Te prometo que yo lo veré”, le había prometido ella, mientras él lanzaba su último suspiro, casi sin creer en su propia promesa, que ella entendía infundada y sin base científica alguna, pero tal vez guiada por alguna clase especial de intuición.

Y allí parecía estar el objetivo que tantas y tantas generaciones habían estado buscando con ánimo, no de lucro o de poder, sino de conocimiento. Pero un saber que sólo podría ser adquirido directamente por sus propios sentidos ya que, difícilmente, los datos enviados desde la “Descubrimiento” a la Tierra llegarían antes de que transcurriesen varios miles de años… si es que alguna vez llegaban, y nadie en el planeta de origen les podría decir a tiempo a qué se aproximaban.

-Yo apostaría a que estamos en el límite del infinito -comentó el oficial de comunicaciones.

-Falta confirmarlo -aseveró Margaritte -y eso sólo se podrá hacer cuando estemos justo en ese límite. Tendremos que ponerlo en conocimiento de la ciudadanía, aunque el rumor ya se ha corrido y hay mucha excitación.

Se dirigió a una pequeña consola de mandos y activó uno de los paneles. En ese momento varias grandes pantallas se iluminaron a lo largo y ancho de toda la nave. Los ciudadanos y ciudadanas dejaron sus tareas y esperaron las noticias. Su aspecto, aunque humanos, difería claramente de originarios ascendientes terráqueos. A lo largo de muchas generaciones, había habido mutaciones, cambios genéticos para adaptarse al nuevo entorno. Todos y todas ellos eran más altos que sus primogenitores, mucho más flexibles y, lo más característico, tenían en toda la piel aquella tonalidad azulada producto, según se decía, de que la nave, en uno de sus viajes por un agujero de gusano, había pasado por una zona alta en radiación que había alterado el código genético en los habitantes de entonces de la “Descubrimiento”, y que se había pasado de padres a hijos, de madres a hijas, de generación a generación, como una marca única e identificativa propia.

-Hoy nuestro destino puede cumplirse -comenzó la Supervisora – Nuestro personal técnico nos dice que estamos a pocas horas del fin del universo, el objetivo para el que se diseñó esta nave y se desarrolló toda esta larga misión -un murmullo general surgió de la multitud que escuchaba, mezcla de entusiasmo y temor. – No voy a decir nada más, ya que todas y todos sabéis cuán importante es esto, y lo poco que sabemos sobre lo que hay al otro lado, pero para esto nos hemos preparado desde hace generaciones. Gracias. -Un aplauso brotó, espontáneo, de la multitud, y el temor dejó paso al nerviosismo controlado, y la imaginación desbordada de lo que podría esperarles al otro lado de la barrera a la que se acercaban.

-Cinco minutos, Supervisora – le recordó, a su espalda, una técnica de medición.

Margaritte miró hacia el horizonte a través de la gran cúpula de la sala de control. Ni una sola estrella o punto de luz brotaba de aquella negrura total pero, aparte de ese detalle, nada parecía vaticinar ningún límite.

-Treinta segundos para el “límite” – la voz sonaba nerviosa a través de los altavoces que se extendía por toda la “Descubrimiento”.

“Es nuestro destino, saber a costa de lo que sea”, se dijo Margaritte.

-Veinte segundos para el “límite”- Cuatro mil pares de ojos estaban fijos en la pared oscura a la que se acercaba la “Descubrimiento”.

-Diez segundos, nueve, ocho, siete…

El fin del infinito.

-…tres, dos, uno…

En la Tierra, en el día 15 del año 4587 de la Nueva Era, algo sorprendente comenzó a pasar en muchos rincones del planeta: a la misma hora, en el mismo instante, nacieron poco más de 4.000 niños y niñas, todos ellos diferentes a lo “normal”: eran mucho más grandes, fuertes y, lo más extraño de todo, tenían la piel de un tono marcadamente azulado.

Francisco José Segovia Ramos -Granada-
Publicado en periodicoirreverentes .

domingo, 18 de junio de 2017

NO TE CARGUES DE PROBLEMAS


No te hace BIEN
No hace BIEN
A Tus Prójimos
Más Amados, Más Queridos.

No te cargues de problemas
Va produciendo
Niveles de indiferencia
Y apatía.

No te cargues de problemas
¡Sé Sabio/a!
¡Sé Inteligente!
¡Ten Ciencia!
Comprométete Con DIOS
¡AMOR Es Compromiso!
“La indiferencia y la apatía
Es falta de Compromiso.”

¡No te cargues de problemas!
Abandona, Renuncia,
Rechaza, desecha
Todo problema.

¡Tú Solución!
“POR NADA ESTÉS afanoso,
SINO SEAN CONOCIDAS TUS PETICIONES
DELANTE DE DIOS
EN TODA ORACIÓN Y RUEGO,
CON ACCIÓN DE GRACIAS.
Y LA PAZ DE DIOS,
QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO,
GUARDARÁ TU CORAZÓN
Y TUS PENSAMIENTOS
EN EL SEÑOR, REY Y SALVADOR
YESHÚA EL MESÍAS DIOS HIJO.”

No te cargues de problemas
¡No te hace BIEN!
¡No te es De Bendición!
No te hace más maduro
Más responsable
Más Serio
¡Te Aviso Para Que Sepas!

No te cargues de problemas
Sino Confiésalos Ante DIOS
Confiesa Todo Ante DIOS
¡Limpia Tu Corazón!
Y Tendrás Gozo
Y Te Sentirás Feliz.

Verónica Luz Del Valle

ODA COTENSE

 
Histórico Coo es, de comprobadísima existencia
han transcurrido, más de cuatrocientos cincuenta años
congratulados, por esto sin precedentes
fieles coterráneos festejamos con honor, tu cumpleaños.

Étnicamente, afines a nuestros rasgos
mostrad al mundo, con agrado estas facciones
orgullosamente, entonamos afines canciones
porque los cholos, no podemos ocultar las emociones.

Recorriendo el sendero laborioso
solidarios con legendarios antecesores,
mención sincera a nuestros tatarabuelos
al desplegar gran sacrificio sin temores.

Peregrinando libres caminos victoriosos
Costa Rica con prodigio reconoce,
así la Patria es solidaria, con patriotas gozosos
que alzan la antorcha, para portarla con mucho goce.

Oda cotense es un canto, a tus encantos
donde las siembras, son virtudes naturales
cosechar papas, se ven verdes como mantos
con garabatos, cuan herramientas elementales.

Salud hermanos, uníos humanitariamente
al noble país, se le entrega esta semblanza
data un ayer, con siglos que pasan inexorablemente
en un pueblo de Cot, de antiquísima templanza.

Somos creyentes en ti, ¡Oh San Antonio! quien como el vino
desde el Cielo, Dios ha guiado pulcro destino
clamando a Él, no nos aparte del camino
ni permitáis, nos abandone el Don Divino.

José Rafael Orozco Torres -Costa Rica-

MI BEBÉ


Con su ternura celestial
dormidita descansa mi angelito
es mi pedacito de cielo
en medio de su habitación
abraza con fuerza su muñequita
crea una casa con un cartón
todavía juega a la cocinita
escucha los cuentos con atención
cuando estoy molesto
solo su beso me da esa calma
me vuelve tierno de una manera mágica
cuando duerme solo la observo
ahora todavía es mi bebé
aunque mañana será una gran mujer
estaré con ella hasta que el tiempo lo permita
es algo que no puedo detener
solo cuando llego a casa y ella me abraza
y me pongo a reírme
mi bebé adorada
Mis sentimientos son indescriptible

Dennis Olivas -Perú-

AGRIETADO


Cruzar la puerta hacia el sol,
mientras se abrasa el alma,
y seguir caminando lento
sin que nada lo impida,
abominando el miedo,
con la incertidumbre ajada,

atravesar el estridente calor
sobre un desierto en llamas,
clamando al ácido viento
un lamento y una mentira,
una oración sin credo
y la razón desesperanzada.

Llegar a puerto sin arribar,
quedarse en la dársena
de un astillero abandonado
a una suerte de vaivenes,
imprevistas olas de miseria
que motivan una fútil ira,

sentarse en la proa y divisar
neones sobre una escena
en la que el caballo alado
cuelga como los peleles,
de los corazones sin materia
en una vanidosa mentira.

Romper los hielos del dolor,
en trozos de contenida mirada,
para esparcirlos sobre la arena
de una playa rocosa y viva,
donde rompe el mar su llanto
y se ha izado una bandera,

gritar con ojos de fuego y honor,
extinguido en una dulce lágrima
que brota inerte y se encadena
a la siguiente que yace perdida,
en aquel desierto camposanto
donde llora la luna que espera.

Angel L. Alonso

VOY A CERRAR LOS OJOS...


Voy a cerrar los ojos tan fuertes que el párpado superior se va a fundir con el inferior. Así podré no ver lo que me da miedo esperando que mi fe aumente. Me sentaré en un lugar cómodo a esperar que eso pase. Así no tendré miedo a tropezar en mi caminar. No escucharé a nadie que pueda influir en mi temor. Así no nublaré mi mente con pensamientos palurdos y mal intencionados. Ya que tengo el plan para lograr mi objetivo me doy cuenta que si lo llevo a cabo el mismo no lograré. Y esto hace que mi temor aumente y por consiguiente mi fe disminuye. ¿Cuánto tiempo más podré soportar sin saber qué hacer? Esta fe que no me da fe me derrota a cada paso que no logro dar. Me siento sin aliento...

Antonio L. Rivera Rivera

OSCURIDAD


Oscuridad
sin la belleza de estrellas
llena de miedos
destructora de sueños,
cae llorosa
cuál árbol talado,
en una miserable llovizna
se esconden los niños
como fauna, temerosa
de ser cazados,
silencio inmenso,
los grillos partieron
hacia otras tierras
o quizás, ya todos murieron,
vuelan murciélagos de acero
sobre tierras de oriente ,
suenan sirenas
retumba atroz el silencio,
es por la paz
clama el cobarde,
matan mujeres y niños,
hombres de lastimosa estampa
lloran a sus muertos,
insensible, el mundo
los ignora,
no hay protestas
no hay perfiles con banderas,
tenebrosa es la noche
aún con sol, oscurece...
Migran los pueblos
buscando un consuelo,
les llaman terroristas
cuando en sus ojos, anida el miedo,
cae llorosa la oscuridad
cuál árbol talado
se esconden los niños
como fauna, temerosa
de ser cazados...

ALADINO LAVIAS OLVERA -México-

PODEMOS AGARRAR...


PODEMOS AGARRAR POR LA COLA AL DIABLO SOLO POR UNOS INSTANTES PORQUE EL RESTO DEL TIEMPO ÉL VA A SEGUIR TENIENDO SIN ATADURAS SU CABEZA.

AJ. ORTEGA

¡AMARME ASÍ!


Es ahí,
donde el cuerpo desnudo
a solas se maravilla.

Es ahí,
donde su alma desnuda permanece y
dibuja el silencio mas enternecedor.

Es ahí,
donde las hojas otoñales y doradas
disimulan la rigidez de aquel cuerpo.

Es ahí,
donde el peso de la sombra
reclama una presencia...

Es ahí,
donde en el fondo del alma
se siente liberado del pecado.

Ahí... ¡Oh Dios!, solo ahí,
el corazón en paz
descubre la inocencia
y una forma de amar.

Es ahí,
Donde aprendí...
¡Amarme así!

Veronica B. Ortíz G. -México-

INTIMIDAD


(Fantasía. Neruda “In Memoriam”) 

Alquitrana conexión desnuda, sin cables.
Es como hipoxia, quizás coito interruptus:
distantes a media micra.

Con espuela de endorfinas
las pulsiones astillan armatoste
del nicho ciberespacial.

Al menos que del “chat” destile
una caricia
un toque de bigotes en el cuello
un soplido en los pezones
un aleteo en torno al ombligo
un rasguño medrando por destino más meridional
un beso que zarpe como reptil hacia el nervio del placer.

Preciso ametrallar lucidez
acallando cualquier resquicio de vigilia mental.

"Puedo escribir mis versos más..."
Nerudiada
in extremis
in extensis
a profundis...

Allá, donde la concavidad humecta, los dos.

Eduardo Vladímir Fernández Fernández

CARENCIAS


La falta de tu voz, me enmudece
la falta de tus besos, me marchita
la falta de tu afecto, me entristece
la falta de tu cuerpo, el sueño me quita

No tener tus abrazos, me causa frío
no tener tu compañía, me causa soledad
no tener tu dulzura, me causa un vacío
no tener tus consejos, me causa ansiedad

Sin tus promesas, ya no guardaré espera
sin tus ganas, ya no esperaré atracción
sin tu pasión, ya no arderá mi hoguera
sin tu interés, ya no existirá relación

Sólo tendré manos vacías de felicidad
sólo tendré manos vacías de correspondencia
sólo tendré manos vacías de tu reciprocidad
sólo tendré manos vacías de tu urgencia

Por eso carezco del querer de una dama
por eso carezco del deseo de una señora
por eso carezco de la hembra en mi cama
por eso carezco de amor, que mi alma añora

ERNESTO ESCOBAR MOREIRA -ECUADOR-

UNA FAMILIA Y LA MAR


Era una familia salmantina
Que vivía de la sardina
Y era una familia muy pobre
Pero el corazón y los valores
Más ricos que el cobre.

Pocos los ayudaban
Muchos les ofendían
Pero a estos les aguardaba
Pues llorarían algún día.

Salían a pescar
Pues esa era su labor
Y su estómago llenar
De un gran sabor
Proveniente de las sardinas
Pescadas en el Cantábrico
Un lugar frío
Pero a la vez, enigmático.

Lo llevaban a la lonja
Entre cubos de hielo
Agarrados con esponja
Que con el néctar del cielo
No habría marino
Que sucumbiese a  ese sabor
Pues yo los cocino
Con un ingrediente a mi favor,

Eso pensaba la mujer
Que estaba de buen ver
Pero que nadie se le acercaba
Pues a la gente les aterraba
Pero lo hacía en broma
Aunque creyesen que lo hacía en serio
Pero a las paredes del monasterio
Cada vez que ella se asoma
Entra para cocinarles
Y buen sabor de boca dejarles.

El marido era una bella persona
Con los niños jugaba en su trona
Haciéndoles pasar un momento divertido
Aunque al rato se les había consumido
Pero sabían que lo volverían a ver
Pues se dejaba querer
Pues era una persona tan amena
Que les llevaba miel de su colmena
Aunque con las abejas discutiese
Y con alguna de ellas se las viese.

JAUME ALEGRE LASTERRA -Barcelona-

ESE SACAMUELAS


el amor tiende puentes en lugares que parecen imposibles hoy día
procurando construirlos en donde no hay muros,
sabiendo que ser feliz es muy bonito en este instante
sabiendo que hay muchos a mi lado que se creen reyes,
con coronas de lata porque el verdadero rey es el que lleva
esa corona que lastima.

princesas, príncipes sobre la bella y noble Pacha Mama
levanten la cabeza sino esa su corona se les puede caer hoy día,
y no se crean que están despeinados lo que les sucede
es que cada uno se puso su corona,
reflexionando que no por ser brujos o brujas llevan o están
en escobas
por tal razón cada ser en cuerpo y alma sabe cómo es su corona.

sabiendo que lo que tiene es porque le gusta y nunca
lo verá o tendrá con trabajo forzado ahí donde está instalado.
cada ser en cuerpo y alma como humano hoy día
esté donde esté y tenga lo que tenga para si y compartirlo,
no tienen porque hacerlo en silencio
sino deben de cargar muchas palabras positivas
en su entorno.

teniendo para uno como hijo de la madre Tierra
dos regalos que debemos ofrecer,
a cada niño dentro del alma de un humano adulto
uno es que tengan buenas raíces y fuerza para sostenerse fuerte.

aprendiendo del gran árbol alto o ese bajito
siendo muy grueso o aquél muy delgadito ahí a nuestro lado,
cada uno deja caer las hojas secas del pasado
para que abonen el suelo,
donde sus raíces preparan el mejor futuro.

la verdad que hay muchos doctores o médicos de la vida
que van a herirnos algo o mucho.
la idea es encontrar por lo que vale la pena sufrir un tiempo
el silencio no es fácil de procesar,
cuando se espera con fe no ser maltratado por un especialista
es necesario dar tiempo y mucha esperanza,
a que sane la extracción de nuestro posible orgullo interno,
de ser humano valiente y fuerte.

teniendo muy presente que el orgullo construye muros
y posibles puentes,
con operadores que son en su mayoría muy humildes y preparados
sabiendo que solo las raíces que crecen profundas,
nos ayudan a soportar los tiempos difíciles y poder mascar mejor.

gracias humano odontólogo, dentista, saca muelas y dientes
por tener una profesión tan completa como ser ingenieros,
que hacen puentes, hacen coronas como floristas,
hacen trabajos como albañiles, extraen raíces como las matemáticas
hacen esperar muchísimo como ciertas novias por ahí,
y, sobre todo
hacen sufrir como algunos políticos, banqueros y otros más.

dejándonos a todos a su lado con la boca abierta.

ley del estar con vida en cuerpo y alma humano
es darnos cuenta y valorar mas todo lo que tenemos,
cuando nos toque sufrir un poco de verdad
con ese sacamuelas.
 
Alejandro Madriz Martínez

MI CIELO AZUL


En mi cielo azul salgo a buscarte;
despojada de mis alas,
que tanto me acercaban a ti
y mientras su virtualidad descansan al fin,
creo así que podré hallarte...

Te encontraré en medio de la realidad,
viviendo de frente y sin marco,
sumido a través del cansancio,
entre tanta desilusión,
tantos golpes y desencanto.

Dejo atrás mi mundo perenne
de niña asombrada con sus muñecas,
pero aún conservo toda la ilusión
tan pura y diáfana de mis primeras épocas.

Igual que cuando me visitaban las hadas
y me alegraba un duende con su mueca traviesa,
cuando podía ver conejos jugando detrás de mis sábanas,
cuando creía en un beso de príncipe de novela.

Aún no sabía valorar
que la felicidad está siempre en la realidad que me sustenta;
es vivir el día a día y que me sorprenda
que el roce de mi mano, a ti te estremezca...

Es ese vivir una eterna fantasía,
es ese soñar con la mente despierta
y que un beso que me mandes al descuido
me de vueltas todo el día en la cabeza.

Estoy buscándote aún sin poder hallarte,
estoy rastreando conocer tu verdad,
sé que entre fantasías para encontrarme,
con la realidad más certera
desde el corazón, tú solo vendrás...

Diosma Patricia Davis -Argentina-

RECUERDOS DE PAPÁ ALEJANDRO


¡Hace quince años!, papá fue llamado a la Gloria
eternal y desde allí, Él, continúa resplandeciendo,
el correcto sendero trazado, tal como fue en vida,
considerado – respetado- enérgico y sin titubeos.

Sabía expresar claro- preciso con gran prolijidad,
muy práctico y desde el Cielo - sigue guiándome,
eres el sol inexpugnable, que llevo con hidalguía.
tierno - gozoso, siempre cuidándonos con afecto.

Tus bellos- consejos están en mente: los ideales,
sueños-vivencias de casa- guardo gran simpatía,
rememoro tus frases tan elocuentes y relevantes,
hoy, al recordarte-el firmamento se tiñe de gloria.

En mi etapa - poética, son mis poesías bruñidas
de diamante fino, benedictus plenos de incienso,
elogio para ti, padre generoso- hasta el empíreo,
cantas y encantas a los ángeles-tan venturosos.

Quisiera - tener una escalera inmensa y grande,
mágica y considerable - tocar la puerta del Cielo,
para darte el gran abrazo, saludarte de corazón,
y sentir tu alma celestial, que brota luminosidad.

¡Gracias papá, Alejandro!, por tus bellos ideales,
¡gracias!,por tus firmes consejos- explicaciones,
¡gracias!,por tu ejemplo de grandeza y sencillez,
¡gracias!,porque forjé mi vida con valores-éticos.
¡TE QUIERO PAPÁ!

Julio César Portella Medina -Perú-

PROMESAS


Soy todo lo que te entrego
y un grito desgarrado en el silencio
que añora el aire de tu alcoba...
una línea de una prosa
con un interrogante recuerdo,
soy tú... allí donde te escondas.

Una promesa que nació rota
entre los acordes de unas notas
cuando las bailaban nuestros labios...
cuando aceptamos el intercambio
de tu sombra, con mi sombra
y bajamos el telón del escenario.

Fuimos creyentes y paganos,
fui Marte, al apresurarse, armado
al rescate de su amada...
y fue mi prisa castigada
en la fragua de Vulcano...
en el yunque de tu almohada.

El cielo nocturno me reclama
cómo una Venus ultrajada
de besos en su regazo
...yo no los habría robado...
...eras tú... quien les rogaba...
desde la incómoda estancia
de dos tronos fusionados...
...¿sabes que el Hades nos aguarda
y también, que espera asustado?

‎Luis Maria Saiz Laso‎ 

LA CIMA DE LOS DESEOS


Estoy fuera de la realidad,
en mi vida, no ocurre nada,
si amo o si escribo no es de sustancia para el mundo,
que solo se ha movido si un nuevo papa ha sido elegido,
soy un ser sin relevancia, como los niños o los viejos,
como siempre lo he sido un poco,
tú y yo solo somos datos de un ordenador,
no hago nada contigo
que pueda celebrar un familiar,
nada cambia, no hay nada que recordar,
todo es humo y sin embargo, tu corazón
es mi mayor prioridad en la vida
y si te perdiera o te hiciera daño,
sería como un terremoto.

LUIS RAFAEL GARCÍA LORENTE -Orihuela-

MUJER SENTADA


Pero sé que debo hablar de esa puerta,
en un hotel para turistas de la calle Cangallo.
Recuerdo con nitidez un finísimo sol
y las partículas del aire jugando con la luz.
(Ah el sencillo fulgor de una habitación en penumbras.)
Estoy sentada sobre un sucio cobertor.
El conserje me entregó la llave de la diecinueve
y miró con cara de nada
cuando le hablé de tiempo de sosiego.
Cerró la puerta y me dejó queriendo comprender.
(Los mosaicos hacían muecas con su geometría.)
Poco importa si por la calle pasa un hombre,
si hay una fábrica, un frigorífico o muchos árboles.
Pero, el aire ¿Entra por los pulmones, sale o permanece?
Qué hago, qué hago aquí,
con un cuadrado sórdido y ajeno?
Ajeno. Sórdido. Agujero del mundo, digo
Sentada sobre un sucio cobertor.

Del libro Gestos de minué de Marta Braier -Argentina-
Publicado en la revista Oriflama 30

HIPERMICROUNIVERSOS


SIRENA

Cantó con su cola.

IDENTIDAD

Enmarcó su sonrisa para recordarla.

MARATÓN

Polvo tras polvo tras polvo.

MADUREZ

Su conciencia adaptaba deseos a posibilidades.

CONFLAGRACIÓN

No extrañó que germinaran pedazos de neumáticos

HURACÁN

Se amaron desde límites. Quedaron devastados de sí.

INTRUSIÓN

A quien se esperaba salió veloz como entró.

MITÓMANA

Por fin dijo la primera verdad… y la negó.

SINTONÍA

El pianista tocó el teclado y sonó un fantasmal “sí”.

Del libro Hipermicrotexturas de FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES

ANTE EL ESPEJO


Ya que eres,sin duda,inteligente
y puedes dialogar contigo mismo,
quítate la careta del cinismo
que parecer te hace indiferente.

Y ante el espejo,mírate de frente,
penetra por tus ojos al abismo,
y a solas ante Tí,sin egoísmo,
habla con tu Razón,sinceramente.

No importa lo que digas a tu espejo,
él guardará muy hondo lo que sientes;
dile,pues,como piensas,sin complejo.

¡No le mientas a él para engañarte,
que si ante tu propio espejo mientes,
el espejo tendrá que despreciarte!

MIGUEL A. PUIG
Publicado en Centro Cultural San Francisco Solano

TU IMAGEN DEL MAR


En la alforja de mis sueños,
navegando a la deriva de los luceros,
llevo tu imagen del mar.
Más allá de las espumosas olas del llanto
grita la mar, gime el piélago.
El dolor del absoluto en lo oscuro, la herida visceral
del tiempo roto en los abismos estelares.
Crepita la mar desnuda con su túnica de espumas blancas.
Su demencial alarido flagela el tulipán de mi espalda.
El agua, con sus labios de sal, besa los cauces de mi destino,
mi playa de soledad, mi estandarte de magnolias,
mi triste canción de nostalgia.
Escucha su ancestral borboteo
de algas sedientas de misterio,
ignotas, en la distancia marina del arpa de sus manos.
Profundidad de los océanos donde el espejo del agua
quiebra su luz virginal, su demencial alameda de peces,
sus bancos submarinos de caracolas.
Silenciosa madreperla acunando
su soledad milenaria de siglos errantes,
sus tesoros ambarinos, como antorchas,
sus taciturnos lamentos.

Encarna Gómez Valenzuela (Pegalajar, Jaén)
Publicado en la revista Aldaba 33

EL POEMA ES EL TIGRE


ese tigre que enluta el hielo
más allá de sangrientos pulmones
hinchados de metáforas
El poema es el tigre que tritura las imágenes del aire
Es ese goce de fauces entre lumínicos o romos versos
El poema son las zarpas sobre el musgo
el salto entre abrojos
el rugido que repite el eco figurado
Es hígado de lo que quiere pero no alcanza
La mirada que toca la noche y se extiende hacia su centro
Lo imposible en su agitada existencia
El umbral lo turbio presente
La intuición aquello que no se menciona en la albura
El poema es el tigre blanco que se interna en la entraña de la nieve.

Ulises Paniagua -México-
Publicado en la revista Añil 142

YO


Yo, si es que esto tiene un nombre.
Yo, en la ninguna orilla;
en el medio de esta selva
tan ninguna:
¿No me ves la hoguera, Antígona?
¿No ves Nausícaa cómo sufro?
Varado, ahogado, y quedo,
llorando la inexistencia
de amianto y agua con sal.
Yo, ceguera, rota luz,
víscera, entraña punzante.
Inmerso ¬–y solo–, vagando
hacia la mitad del viaje
aciago de nuestra vida.

ANÓNIMO Siglo XXI
Publicado en la revista En sentido figurado

¿AMENAZADA?


Erra en mí
que lo construyo

Oficioso
             sobre mis restos

Amenazada por su imprecisa seducción
mi abstinencia
                      lo dota.

Del libro Ardua de ROLANDO REVAGLIATTI -Argentina-

LOS AMOS DEL MUNDO ESTÁN AL ACECHO


Los amos del mundo también pertenecen a la casta de los muertos
Y esto no es un gozo o venganza personal,  es solamente una ley terrenal igualitaria. ¿Cómo es posible que Google, Nokia, Coca-Cola o el FMI puedan cambiar nuestras vidas?

Los años de oficio y los que constan en el DNI si se le suma mi vida nada pasiva  y nada ajena al sucio mundo de los poderes establecidos e impuestos, procurando ser cauto y pausado en la lectura sobre  grupos de poder o clanes especialistas en “coge el dinero y corre”, lo que me obliga a a medir el tiempo, muy crítico y desconfiado con los grupos los poderosos. Que al parecer no lo pasan mal cuando se reúnen para arreglar el mundo a su manera y de camino proteger su cartera y sacarle hasta las cerillas de los oídos a los medianos y los de abajo. Y el que venga detrás que arree.

Cristina  Martín Jiménez editó su libro Los amos del mundo en 2005. El título le viene del primer lugar en el que se reunieron en 1954: Hotel Bilderberg en Oosterbeek, Holanda personajes de poder económico y político. Ha este encuentro se debe el nombre del poderoso y misterioso grupo. Tanto como para haber sido publicado en 2005 y volver a editarlo en 2017, según  ella, posiblemente, por ser  una obra explosiva, cuenta, que hasta desapareció de las librerías en menos que se persigna un cura loco en su primera salida.

Uno queda extrañado porque desde mi punto de vista encontrar libros y documentación de tan poderoso grupo dominador y dictador que señala por donde deben de ir los tiros son bastante conocidos y fácil de conocer gracias al mundo digital. Y además gratis. De todas formas, muerto en combatiente, me he leído el libro desde el principio al fin. Y la verdad que tiene cosas interesantes, pero no desorbitadas para los que nos desvivimos todos los días con nuestro pan debajo del brazo, pues quedan millones que ya quisieran los restos que tiramos a los patos en el estanque del barrio. Claro que estos esclavos de la miseria y la pátera que dé puede desinflar antes de llegar a El Dorado bien poco importan a los de arriba.

La autora lo deja muy claro en esta hipnosis con las que presenta el libro: “En las reuniones secretas de Bilderberg se decide el destino del mundo. Si no tienes el honor de ser invitado, simplemente no existes, no eres nadie. El objetivo del Club es acabar con nuestras libertades personales y manipularnos mediante un único gobierno mundial establecido en la ONU. ¿Cómo es posible que Google, Nokia, Coca-Cola o el FMI puedan cambiar nuestras vidas? En este libro políticamente incorrecto, Cristina Martín J. desvela cómo Barack Obama, la supuesta pandemia de la Gripe A y el calentamiento global son las últimas mentiras fabricadas por los bilderberges para mantener a la población atemorizada y, como consecuencia, controlada. Por qué las Reinas Sofía de España y Beatriz de Holanda, el banquero David Rockefeller, Henry Kissinger, Juan Luis Cebrián o Matías R. Incoarte se reúnen en secreto una vez al año con el resto de la elite mundial? ¿De qué hablan en sus citas clandestinas? ¿Son ellos los creadores de la crisis financiera actual? Descubra a través de estas páginas lo que siempre ha sospechado: cómo nos manipula el verdadero poder que gobierna el planeta y hacia dónde nos dirige sin que lo sepamos.”

Y como en toda obra sea de ficción o tomada de la realidad los buenos y los malos es fácil de descubrirlos en entre los  Amos del mundo. Y todo como ejemplo a dos protagonistas de la América de Paul Auster  y Bob Dylan. El verdaderamente malo y peligroso es el expresidente Obama, para comprobarlo nada mejor que leer detenidamente el espacio que la autora le dedica. El pobre queda que no hay por dónde cogerlo. Hasta la seguridad social para los más pobres la hace añicos la autora. Con Trump el dibujo de su persona cambia, aunque siendo copiosa, en este caso, la comparación, pues en el libro, queda  como casi un santo varón, Veamos: “Un nuevo sheriff ha llegado a la ciudad. Tiene la cola del pato Donald en la cabeza. Tiene el amor propio de los primeros pobladores del Far West. Lo más extraño de todo es que cree en Cristo. Y lo más nefasto es que quiere ser amigo de Putin”. “Ni los mejores guionistas de Hollywood podrían inventar un personaje más excéntrico para la nueva película. Eso sí. Nadie es más americano que el pato Donald.”

 Cada lector y lectora de este libro puede hacer su juicio y lo propague pues en él se cuentan cosas que por muchos sabidas desde siglos, no dejan de ser verdades,   a veces inclinándose a un lado lo que bien puede molestar al otro lado, pero de todo hay en su escritura. Yo con permiso, me quedo con Eduardo Galeano: “Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen...”

Francisco Vélez Nieto
Publicado en MUNDIARIO.

IMAGINAR LA AUSENCIA


Así como al vampiro no le es dado reflejarse en los espejos
tampoco nos está permitido imaginar la ausencia

esto se debe a que no le ha sido concedida el acceso a la mirada
ni el don de los sonidos
ni una tonalidad propia, aunque más no sea para virar hacia lo transparente

para poder imaginar la ausencia
pienso en el río inmóvil, pienso en lo que se oculta bajo la superficie
pienso ¿cuánto será todo lo que no emerge?
¿dónde estará guardado lo que no se da a ver?

pero esa no es la ausencia
tan sólo son preguntas
fugan hacia adelante, porque quién de nosotros querría en verdad enterarse
de lo que pertenece a los fondos del agua

para poder imaginar la ausencia
pienso en largos caminos
en distancia

pero esa no es la ausencia
es tan sólo tristeza
memoria
camposanto

para poder imaginar la ausencia
pienso en mi madre que contaba con cuarenta y dos años el día en que murió
ya no se corresponde con nada para ver o tocar
entonces
cómo poder imaginar la ausencia de un desvanecimiento

para poder imaginar la ausencia
me quiebro estas muñecas, esta frente

caigo sobre las piedras
siento el dolor y lloro.

Raquel Jaduszliwer -Argentina-
Compartido por Rolando Revagliatti

sábado, 17 de junio de 2017

CARDUMEN


"…lentos peces blancos…" A Belén Vecchi

Hay un cardumen silencioso en el fondo de la estrella.
Peces de fuego innumerables
tienen mis escamas por bandera
y por boca
mis añejas heridas.
Derivan juntos. Una masa sólida, esquiva,
disimulando su fragilidad de especie,
semejan un gran monstruo, hipervital, articulado,
algo de temer para cualquiera.
Y sin embargo
no son más que pequeños peces de la noche
a merced de los bocados
a la espera del anzuelo o red o golpe de mano
que los extraiga del ahogo que supone
para un pez de fuego
ser un cardumen silencioso en el fondo de la estrella.
         
RAÚL FEROGLIO
Publicado en el blog deliteraturayalgomas

AMOR, ESTÁ ATARDECIENDO


Este es mi corazón
y tú eres el viento.
Descosemos el sueño de la tarde
con la sonrisa de nuestra
emoción alegre.

Tiene tu mirada un color especial
mientras recorremos los parques
y estamos en el paisaje rodeados
del arcoíris de otoño.

Amamos todas las cosas que amamos
sin miedo,
me alcanzas, te alcanzo…
y paseamos con las manos entrelazadas
sin prisa, a cualquier hora del día.

Te quiero así
besando los besos, acariciando la piel.

Amor, está atardeciendo.

MÓNICA LÓPEZ BORDÓN -Alcalá de Henares-
Publicado en Luz Cultural

MORO DÉJÀ VU


Que cómodo es viajar en tren
Viajando en la homogeneidad
en el mismo color tono de piel
usando casi la misma ropa
Me recuerdan a mi abuelo
Traje sastre de tres piezas
Señores bien vestidos
Olorosos a lavanda
Me siento segura
Corbata de seda
Gabardina
Borsalino
Estoy
En casa
Protegida
Como antaño
respiro profundo
reviso mi atuendo
botín de cabritilla
silencio escrupuloso
ropa de marca
buena montura de mis gafas
y en medio de señoras
con aroma de París
que huelen como yo
viajamos a piacere
y en medio de todos
respiro profundo
clase acomodada
todos fingimos ignorarnos
en su privilegio de vagón
de tren imponen su elegancia
y propiedad diría mi madre
en cuanto a mí solo queda
un ligero déjà vu
hija bastarda
mi cabello moro me delata…

Edith Getzmi -Illinois (EE.UU)-
Publicado en la revista Arena y cal 249

MONJA EN ÓMNIBUS


Entre hombres y paquetes, diarios envejecidos,
caras secas, sudores, mejillas con rencor,
envuelta en el silencio de su capucha pálida
la novia de dios viaja con Cristo
sobre los pechos que a nadie dieron de comer.

Juan Gelman -Argentina-
Publicado en Estación Quilmes

AMORE


la mano rápida y feliz
abrió un aire demente

la mano lenta canta en la boca del mundo

clima suntuoso y fértil
donde las bellas nadadoras
beben
al borde del silencio

Del libro "EL JARDÍN DE ACLIMATACIÓN" de RODOLFO ALONSO -Argentina-
Publicado en Poesía del mondongo

EL PORTAL UNIVERSAL


En este diario plasmaré mi última anotación antes de partir. Cabe la posibilidad de que nadie lo encuentre por dos razones: la primera es que vivo sin compañía alguna, soy un hombre solitario y la segunda es que mi laboratorio está escondido en el sótano de la cabaña donde vivo. Es mi obligación alertar al mundo del peligro que corren si encuentran este lugar y tratan de investigar lo que aquí
tengo. Sé que muchos me consideran un loco con instintos sociópatas; pero no lo soy. He trabajado toda mi vida por la humanidad y siempre en busca de su beneficio.
En mi defensa diré que soy un hombre de ciencia, dedicado a la física y al estudio del espacio y del universo.
Soy el creador del Portal Universal, mismo que construí con el fin de brindarle al hombre una puerta a la comprensión de mundos infinitos.
Según mis investigaciones, existen más de 9000 dimensiones diferentes a las que se puede entrar a través de él; brindándonos el acceso a innumerables posibilidades de conocimiento. Pero un día algo falló, tuve un accidente en el laboratorio mientras perfeccionaba el portal y se generó una Fisura Dimensional que ocasionó que la “pared” que divide una de las muchas dimensiones se rompiera, abriendo una entrada hacia nuestro mundo que hoy se encuentra sin protección alguna.
Pero soy responsable de mis actos y existe una solución a este problema que ocasioné: la forma de arreglarlo consiste en entrar en el portal y traspasar la fisura dimensional; ya estando dentro de la otra dimensión debo cerrar la entrada a nuestro mundo y así protegerlo de lo que pueda existir ahí y que tal vez ponga en riesgo a los hombres. Yo no podré regresar, me perderé para siempre en la nada. He programado el portal para autodestruirse una vez que yo haya entrado en él. Pero es mi obligación
advertirles que si cualquiera encuentra algún día este laboratorio, el diario y sobre todo el Portal Universal: no lo traten de activar, es muy peligroso. Es mi derecho decirlo y también mi última voluntad.
S. Filbrick P.
GF

Mª del Socorro Candelaria Zárate (México)
Publicado en la revista digital Minatura 155

NUMERAL


Los números, amantes de las letras;
las letras apabulladas;
los números en celo
les quitan las ropas.
Los soles se caen uno a uno,
como ojos encendidos;
el arroyo es un torrente
de hormigas en llamas.
Arden
el arroyo,
los números
las letras.
Todo arde y se inflama.
Las letras paren letras ignotas;
símbolos que rotulan
al hombre
numerado.

Del libro Hallazgo tardío de SERGIO BARTÉS -Argentina-
Publicado en Editorial Alebrijes

CANCIÓN DEL FINAL DEL VERANO


Tus palabras están aquí, amiga,
en la zona desvelada
de la sangre.
Danza tu rostro, la delicadeza de tu vida,
tus silencios.
Y la puerta del poema hace girar
sus goznes…
Agua de lluvia para ti,
corona de fresias para tus sienes,
y en el estanque sonoro de la memoria
esta piedra que cae y enciende
con su sonido antiguo
el ángel de un atardecer fluvial
la claridad secreta de tu nombre.
Estás aquí.
En el callado resplandor
que moja de rocío la mirada.

CARLOS GARRO AGUILAR -Argentina-
Publicado en Gaceta Virtual 124

KAFKA, FRANZ


Ni santo
ni profeta
ni hebraísta.
Se considera a sí mismo un escritor;
casi inédito, es cierto,
reconocido apenas por algunos amigos
e ignorado prolijamente por el resto del mundo.
Pero aun así, un escritor;
vale decir, aquél

que sólo se autoriza por sí mismo.
Aunque ya ni siquiera encuentre fuerzas
para sostener la pluma entre los dedos,
aun así, un escritor.
Aunque imagine un cuento
que sabe a ciencia cierta
que no podrá escribir;
el personaje es un hombre de cuarenta y un años
que cada vez que intenta bosquejar una historia
emborrona con sangre las cuartillas.

Osvaldo Gallone -Argentina-
Publicado en la revista de poesía "Barataria", N° 11 y en el blog elescribidor

LOS SUEÑOS DE MOSTAR


Te escucho hablar, el aire se limpia
en el extremo de la plaza, el aire está vacío de colonia y alcohol
y los pulmones reciben la mañana fría
como un aviso: por el momento
tú vas a vivir limpio y sorprendido como las extrañas criaturas que se levantan inesperadamente del mar, lo que sucede entonces es la tarea de los comerciantes, de básculas y balanzas,
los silenciosos hombres de las calles se asoman por sus puertas,
colocan cada tomate en su lugar preciso en el mundo.
Dices que tenemos que olvidar lo que sucedió en las montañas que había tiros en la ciudad
tenemos que abrir el candado de la mandíbula y un papel
ha sido doblado en la caja de letras
¿Qué más? dices. Nos reunimos como si entendiéramos todo y nada.
Qué más, siempre habrá suficientes como aquellos que permanecen despiertos toda la noche,
ya hay memorias inacabadas y costuras, reuniones en una región desconocida
amores que no conoces
Si la mampostería de golondrinas cayera por debajo de los aleros
Si las sombras se enfrían desaparecerán de los techos
una imagen intacta de repente brilla en el sol
y tu exprimes el teléfono, en él, en el espacio
te expresas hermosamente, rápido, con los bordes afilados
como una piel que ha sido abierta con un cuchillo, se repara y se cosa.

Katariina Vuorinen -Finlandia- Traducción de Mohsen Emadi y Arturo Loera
Publicado en Periódico de poesía 98



DESDE HACE UN MILLAR DE SIGLOS ME INVENTARON...


Desde hace un millar de siglos me inventaron,
la transfiguración del cuerpo se acrecienta
en el ciclo de la mariposa.
Han pronunciado mi nombre
en el silencio cristalino de la existencia.
Escucho que han cambiado mi rostro en el libro,
soy  la pragmática alma efímera
de un millar de pensamientos colosales
dentro de los siglos.

Melisa Nungaray -México-
Publicado en La Náusea

OXIDADO


Lloraste tanto
que entre tu calle y la mía nacieron ríos.
De nada sirve ya
mi pequeña barca oxidada
de tiempo.
Ya no volveré a cruzar la calle
con las manos llenas
de besos de papel
mojado
y con restos de mi paraguas roto
clavados en el corazón.

Del libro La voz del tiempo de JULIO MORENO
Publicado en Acantilado de papel

NO ES ESTA LUNA...


No es esta luna  donde reposa mi nostalgia
este cielo de otrora no me reconoce
peregrino soledades a ninguna parte
y a todas,  donde no te hallo
donde te fuiste y dejaste la nube de tu mirada
escondida en aquella melancolía de mesas vacías y copas cuarteadas.
Azar de los días  vividos con dignidad no vestida
antes de arrodillarte revelando tu culpa.
Atraviesa el éter aquel gorrión que emigra de vos
hacia la playa que no acaba de palidecer.
Infiernos transitados a lomo de lo que no fue
ni podrá.
Catarsis animal donde dejás caer tu esqueleto
vencido, entregado a pasadas glorias que no llegarán a destino.

Jamás.
 
Viviana Álvarez   
Publicado en Pensamiento poético

PASAJERO


Cuando los días eran de luz y sonrisas
y se apagó por momentos,
como una tormenta de nieve,
el esplendor de tus huellas,
supe que era pasajero
el pasajero
que hizo de tu rostro,
el refugio de la desnudez,
y que poco a poco
sabrías volver a ser dueña
de tu orgullosa belleza.

GUILLERMO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ -Mérida-

PERSISTIR


Persistir a pesar de que el tiempo se ha
acabado.
Lanzar los genes al espacio
incierto.
Esculpir en piedra los epitafios
que el viento erosionará
cuando nadie haya testigo del suceso.
Morir, morir en los libros,
en las estatuas de piedra sin sangre,
en las páginas de un millón
de bibliotecas,
por persistir en el tiempo que se ha
acabado, que está Muerto.

No os esforcéis.
Todo está condenado desde Ya.
Sin remedio, sin penitencia.
Sólo Infierno.

Francisco J. Segovia Ramos -Granada-

sábado, 10 de junio de 2017

UNA LÁGRIMA POR UN RECUERDO


Mientras comparto, una taza de café con mi madre
el ring…ring del teléfono avisa que alguien me llama…
Asombrado… yo… por escuchar quien me habla…
la voz de mi abuela me saca una lágrima
expresándome cariño y tierno regazo
secando mis ríos de angustias… diciéndome eres mi encanto
como he de no hacerlo… si mientras viví
seguiste mis enseñanzas ante las auroras del amor filial…
honraste mi nombre, como no lo hizo otro igual
fuiste el eje de la familia en todo momento
llenándome de grandeza y agradecimiento
eso me florece el orgullo
aunque solo veas mi silueta
suspendida en el tiempo y velando por tus sueños…
guiando tus pasos…
bendiciéndote…
razón de mi vida… aún después de la muerte
tu nombre he grabado con huella indeleble
siendo tú la luz… discípulo fiel
te digo mil veces, te querré por siempre más que ayer.

Ramón de Jesús Núñez Duval -República Dominicana-

TUS OJOS...


De tu mirar,... su dulzura infinita
mi niño bonito, admiro; muy emérita
manzanita favorita, tus ojos
dulzura sin abrojos, es mi dicha
que estrecha los brazos blancos de mi alma,
dando calma a mi corazón sensible.
Admirables ojos pueden cambiar
las mil formas de amar, con sentimiento,
extendiendo manos al amor que ama.
En tu mirar, navego aguas profundas...
raudas en horizonte azul que enfundan
olas excelsas, dan mástil miradas
enamoradas; se alzan como estrellas
bellas, lindos tus ojos destellantes,
que me invitan a seguir navegando,
navegando con tu excelente amor,
ese amor que perdura con el tiempo
sediento de tu mirar, tu dulzura
y dejan huellas, calan el corazón
y se eternizan como el cielo azul.

Rosa Elizabeth Chacón León / Elizabeth Chacon Stevens -Perú / Estados Unidos-

TE DESEO LO MEJOR


Ojalá que mi recuerdo ya no exista en tu memoria
Y que olvides que fui parte de tu historia
Que de mis besos no te quede el sabor
Y que no te haga falta mi calor
Que en tu vida haya solo alegrías
Y que te olvides que algún día fuiste mía
Yo creo que si lo puedes tú lograr
Porque ahora tienes otro en mi lugar
Y deseo que te cumpla tus caprichos
Los que nunca yo te pude conceder
Yo pensaba que con mi cariño estabas bien
Pero ahora se que sólo me equivoqué
Y que con él
Tengas todo lo que no te pude dar
Que te de alegrías y mucho más
Porque lo mereces de verdad
Y mientras yo
Iré ya tratando de olvidar
Aunque se que mucho me costará
Porque yo si me llegué a enamorar
Y deseo que te dé un buen camino
Que no tenga piedras cómo el mio
Que jamás te vea a ti llorar
Pues no sé si te pudiera consolar
Porque yo mi mundo por ti pude empeñar
Porque tu tristeza no volviera a regresar
Porque siempre puse tu cariño como escudo
Para las inclemencias derrotar
Porque tu felicidad siempre fue lo más importante
Y por eso es que te dejé marcharte
Porque se con él todo lo encontrarás
Pero no sé si te llegue
Cómo yo a ti amar

Jorge Macias Hernández -México-

TE AMO CARIÑO


Te amo con toda mi vida
Con mis llantos y alegrías
Te amo hasta el cansancio
No sé como es este sentimiento.
Te amo delirio, te amo martirio
Eres la música que me ayuda a vivir.
Te amo como el Cóndor a su hembra
Como el enfermo a la buena salud
Te amo como jamás amé a otra
Eres el único cariño en mi camino.
Te amo aunque no te vea
¿Qué es la distancia sin ti?
Eres el tiempo y el espacio
Eres la alegría y el dolor profundo.

Elías Franklin Leiva Castañeda -Perú-

FRÍO


En este frío abrazador de otoño tardío
se congela por dentro mi sangre;
los sentimientos que engendré por ti
ahora son sólo escarcha...
Los pétalos de mi flor enmudecen,
su savia no vivirá para ver el sol;
mucho más que todo un cielo de granizo,
es este frío de tu desamor...

Diosma Patricia Davis -Argentina-

ENTREMARES


Torna el pan... con esas manos
y la masa de mis pecados
en la tahona que lasciva
escondes tras esa sonrisa...
los amores que has guardado,
y dame el fuego que cautivas,
dame ese pelo harinado
para modelarme, en él, sin prisas.

Pilota el timón de mi barco
y guíame por tus barrancos
de tormentas submarinas...
de tantas promesas hundidas...
antes de verme colgando
para pagar las fechorías
que entre tus piernas... he soñado.

Y... ordena al juez, que me juzgue,
al verdugo... que ejecute
y tú... un beso de despedida,
solo pido... que no me pidas
que en otro mundo, te busque...
que no te busque en otra vida.

Porque ya he tenido bastante
sin tener la razón para pagarte
si me das lo que me quitas...
puede que vivas arrepentida
porque yo no pueda olvidarte
aunque tú, tampoco podrías.

‎Luis Maria Saiz Laso‎ 

DESTELLA TU LINDURA


La imagen puede contener: una o varias personas, océano, cielo y exterior

VOLVÍ A TI PORQUE TE AMO


Si hoy volví es porque mi alma aún te extraña, y no te ha dejado de amar te recuerda a cada instante y cada noche te sueña, el amor no puede morir de la noche a la mañana y borrar con un dedo lo pasado.

En mi mente tu imagen esta gravada con las noches de desvelo, dame tú el borrador del olvido para así borrar tu imagen y te olvido, aunque creo que es imposible que haya lápiz de color para borrarte de mi mente, si tu amor quedó grabado en el fondo de mi alma como una herida que no sana.

Mi pasado no se borra es que te amo más que a mi vida, donde tú mujer eres mi presente, y el éxito para mis días, donde serás la Madre de mis hijos, donde juntos caminaremos recogiendo rosas sin espinas para no sentir dolor en las horas de hambruna ya que con un beso alimentaremos al amor en momentos de carestía.

Los recuerdos de nuestro romance no lo podemos botar como un objeto, si tú sabes que nuestras almas viven al día de las caricias y de las palabras bellas donde alegramos con los besos y gozamos del amor con nuestros cuerpos.

Marco Nuñez -Ecuador-

UN TRAMO EN EL INFINITO


Tiene que ser muy banal
el amor que le dan a un fascista
para que quiera ser grande
cuando no lo merece.

LUIS RAFAEL GARCÍA LORENTE -Orihuela-

LAS ALMAS EN PENA...


LAS ALMAS EN PENA QUE TIENEN SUS CORAZONES PERDIDOS EN LA OSCURIDAD DEL PECADO, ESTÁN CONDENADAS A ENCONTRARLOS EN EL INFIERNO DONDE LA RELIGIÓN DICE QUE NO TIENEN POSIBILIDAD DE REDENCIÓN.

AJ. ORTEGA

PENSANDO EN TI


Pensando en ti, mi alma se vuelve
una pluma en el aire, que en cada
suspiro busca tu presencia.

Pensando en ti, las gotas de lluvia se
vuelven murmullos de tus labios
llamándome.

Pensando en ti, el tiempo se detiene
esperando tu regreso.

Pensando en ti, el aire que me envuelve
me parecen tus brazos cálidos abrazándome.

Pensando en ti, cada estrella es una
lágrima del cielo, añorando tu presencia.

Pensando en ti, se me va la VIDA.
Estoy pensando siempre en ti...

LUISA SALINAS -Nicaragua-

POESÍA DE FLORES


Poesía de flores
De primavera
Y mariposas de amor

Dulce y bella
Vuelas como las aves
 en cielo azul y flor...

MANUEL RICARDO PIZARRO DE LOS SANTOS -Perú-

ESTACA DE AMOR


Vuelca la tinta insoluble,
ajena y vomitiva
en las lágrimas de tus ojos,
en tus venas abiertas
por la aguja feroz de la realidad.

Las nubes abrazan el sol desértico
y aflora el frío tenaz
cubriendo de miedo y de temor
a la piel blancuzca y añeja.
Nada posees, sólo tus manos
que son hojas frágiles del árbol caído.
Nada es tuyo,
ni siquiera tu apellido,
ni tus genes
y nada que se le parezca.
Nada.
Sólo el amor
que habita en tu corazón herido
por los golpes de la vida.

Sandra Vizconde Z

AQUELLA NOCHE DE VERANO


Fue una noche de verano
cuando por primera vez te vi,
nuestras miradas simulaban
la sensación más exquisita
que jamás pude sentir.

Me tomaste entre tus brazos
el tiempo transcurrió en silencio,
con un beso de tus labios
impregnaste con tus mieles
tu aroma en mi cuerpo,
con tu ser acurrucaste
cantos celestiales,
dulces notas plasmaste dentro de mí.

La noche extremadamente corta
desvanece entre la calma,
con suaves roces de tu aroma,
inquietas mis sentidos
hasta las fibras más sensibles
se hacen gotas, se hacen nada.

Puedo sentir la brisa,
llegar hasta la luna
perderme con tu aroma
sentir el dulce néctar de tu boca,
pero el más sutil encanto
lo siento entre tu piel
en la más bella poesía.

Entraste tú aquel instante
en mis pupilas,
llenaste por completo mi vida
sensación nueva, pasión prohibida
directo a mi corazón,
elevé hasta el cielo mi sentimiento,
que al paso del tiempo
creció este amor, deliberadamente
un amor eterno solo para dos.

Aquella noche de verano
abrí nuevos ciclos dentro de mi vida
para llenar con tus besos este dulce amor.

Jeanette Chávez -México-

RENGUEANDO


Amanecí ardua
(escasa por el insomnio)
rengueando de la equidad
(mis patitas

del medio).

Del libro Ardua de ROLANDO REVAGLIATTI -Argentina-

PRAIA DA LUZ


Me está lamiendo el mar con lengua fría,
le pone mansedumbre a las arenas,
donde el sol se derrama a manos llenas
y, pleno de fulgor, levanta el día
estandartes de vida y alegría.
En el profundo azul se ahogan las penas.
Las puertas abre de sus alacenas
un ebrio corazón de algarabía.
El agua, cadenciosa como el fado,
las rocas de tez rubia va puliendo
y un velero, a lo lejos, va cercado
por danzas que los peces van urdiendo.
Tu luz me ciega, Algarve misterioso,
moito obrigado por tu cielo hermoso.

Juan Calderón Matador -España-
Publicado en la revista Oriflama 30

PASCUA, PESSACH, PRIMAVERA


Es posible alcanzar
la PAZ
porque la humanidad
en el planeta Tierra
camina visando
el futuro
como una sustancia
concreta y positiva
para nuestros hijos.
Hagamosles entonces
la promesa y encendamos
en esta fecha mundial
de Pascua, Pessach y Primavera
la esperanza de
la PAZ para todos.

Teresinka Pereira 
Publicando en Centro Cultural San Francisco Solano

DODECÁLOGO PARA IMAGINAR LOS SUCESOS


BORDEÓ

B

CALLEJEÓ

M

CORONÓ

Ñ

ESCALÓ

N

HAMACÓ

U

INSISTIÓ

W

LIMITÓ

T

MIDIÓ

L

30

ONDULÓ

P

PIRAMIDÓ

A

SERPENTEÓ

S

TRIANGULÓ

K

Del libro Hipermicrotexturas de FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES

SONETO A MARÍA


Cada vez más ausente tu presencia,
cada vez más lejana la distancia,
cada noche añorando tu fragancia,
cada día recordándote en la ausencia.

Tus recuerdos son ya de adolescencia,
los sueños que vivías en la infancia,
sueños a los que ya falta constancia.
¡Son los sueños que marcan tu demencia.

Te has perdido en la noche de los sueños
por razón que no entiende de razones
y ahora son la razón de tu ignorancia.

Ya los sueños carecen de importancia
perdidas tus soñadas ilusiones
y olvido que los sueños son tus dueños.

José Calderón Carmona (jiennense/sevillano)
Publicado en la revista Aldaba 33

CUANDO ERA PEQUEÑA


cuando era pequeña
coleccionaba llaveros,
cartas,
libros,
y novios.
Cuando me caí
en esta mujer,
según los cánones sociales,
(puta frontera),
coleccioné tampax,
sueños,
más libros,
y lágrimas.
Y ahora,
cuando me siento
en la madurez de mi sombra,
colecciono risas,
hijas, pimientos,
y besos...

Yolanda SÁENZ DE TEJADA -España-
Publicado en la revista En sentido figurado

YO MIENTO. YO ME MIENTO


Me miento; lo sé
sé que extiendo segundos
como manteca sobre pan
Sé que febril descamo con mi cuchillo
las décimas de cercanía que me superan
Me miento y entre mentira que me escucho
y mentira que me cuento
desdento el día, se me atraganta el tiempo
gajos de garganta clara, reclaman tu libro azul a mi lado
Desteto las horas, se me atragantan las ganas
ansias asoladas saborean tus pasos que te acercan
Descuento los minutos, se me atraganta la esperanza
telares de trapos y chillidos estorban tu sombra para escucharla
Mientras un pájaro, reo de éste aire
se lanza en exhalación suicida
contra el cristal empañado de mi parabrisas
Yo, entre expectante y controvertido
yo, sé y me temo que me miento para intentar entenderme

Oscar Alberto Marchesin -Argentina-
Publicado en Añil 142

ÁRBOL Y POEMA


Aquí hay un árbol:
el viento canta poemas sin palabras
en su ancha corona.

que el destino del árbol es ser papel:
un papel que añora palabras

una palabra que añora estar en el papel
una palabra que añora poder traer un poema

un poema no escrito que añora su primera palabra
un poema que añora su poeta
Pero también sé
que el poeta sufre
cuando talan el árbol para hacerlo papel.

MARÍA WINE -Dinamarca-
Publicado en el blog deliteraturayalgomas

QUIERO TU NOMBRE AQUÍ


Esa madrugada que nunca acaba
dibuja tu boca vencida,
la noche desnuda,
la belleza desnuda,
la desnudez de la piel…
Mitad viento, mitad luna
nos invade como nunca.

Se nos deshacen los labios.

Quiero tu nombre aquí.

MÓNICA LÓPEZ BORDÓN -Alcalá de Henares-
Publicado en Luz Cultural

SUPE / NO FALLARLE


SUPE

Supe de ti y tuve miedo
tu infancia me quemaba
que fuiste negro y blanco
y hoy que nada sabes, lloras.
Señora
que no te encuentra
y ahora
el pasado
pesa
y te explota.
Que triste tu infancia
hoy lloras
y el mañana mejor añoras.
Supe de tus miedos y proezas,
de los que te hicieron daño
y he llorado
...que también he sido esclavo
de otras vidas,
que sufro por ellas
y nada puedo
más que consolarlas.

NO FALLARLE

Si fallarle no puedo
quiero luchar a su lado.
Si fallarle no puedo
quiero su agrado,
quiero su consuelo,
que esperando me desespero,
que quien lucha por alguien tiene miedo
y en un suspiro queda
este deseo.
Que me faltan fuerzas
debí tenerlas,
pero no soy la indicada,
creo,
ayúdame a no faltar,
pido,
pero también es mi tarea
y en un suspiro
temo perderlo todo
y no deseo.
Atrapada en este cumplimiento
tengo miedo. Temo por los que quiero
y desespero.

Peregrina Flor -España-
Publicado en la revista Arena y cal 249

SOLUCIONADO


Era un científico loco.
Afortunadamente consiguieron curarle. Ahora sólo está loco.

Ricardo Manzanaro (España)
Publicado en la revista digital Minatura 155


POEMA HORIZONTAL


Acostada
duerme la tierra.
Vuela la palabra.
Vuela el silencio.
Vuela la noche.
Acostada
duerme la tierra
aunque todo vuele.

Del libro Hallazgo tardío de SERGIO BARTÉS -Argentina-
Publicado en Editorial Alebrijes

EN CASA


Su abuela iba en tren y soñó la llanura, el manto
verde y el humo de las fábricas (molinos de viento,
tanques australianos, de vez en cuando una
esperanza). Su padre también era amargo, pasó
la guerra, salió del sótano después del bombardeo
con el pelo de repente blanco. En medio está ella
escuchando la historia, el fustín de la noche,
los gritos y una mujer cantándole a un niño.
Vestido de negro va el tren y bajo los pies crujen
huesos, graznan gañotes de muertos. Juran todos
con bulbos de orquídea en las manos, raíces
tuberosas de los muchachos. No es ajena la guerra:
su amado se queda en las tardes mirando
el horizonte, amargo. Recuerda los años de encierro,
el muchacho que allá adentro lo salvó de la muerte
sosteniendo su mano. Gente que migra y campos
de batalla. Testigo de todo, criadilla, escroto, ella
se ha quedado en casa, mirando pasar el río
de la patria, la tierra del terror a sus espaldas.
Las verdades no son sino antiguas metáforas.

MARÍA TERESA ANDRUETTO -Argentina-
Publicado en Gaceta Virtual 124

EN CAMINO


cuando en camino la hoja
  desechada se abre
crujiente florecer de la escritura
  como flor de té en la cabeza
tú debes ser su agua
  su luz su velar
sobre estos senderos arrugados
  el cuidadoso crecimiento
de la sombra el silencio protector
 alrededor de la palabra que brota

Nico Helminger -Luxemburgo- Traducción de Emma Julieta Barreiro y Jean Portante
Publicado en Periódico de poesía 98

ALEJANDRA


(a Alejandra Pizarnik)
 
sangraste tu alma
en versos

condena inexplicable
de olvidos

cuando dilapidabas
voces
en oscuros resquicios

hasta el fin

Viviana Álvarez    
Publicado en Pensamiento poético

PRINCESA DE CUENTO


La mujer era violeta y verde
como el espejo de una joyería.

Su cuerpo,
pájaros arropados por una orquídea,
se cimbreaba aún quieto,
como el perfume de un millón de rosas,
que con voz dulce
cantaban a la velocidad de los suspiros.

Su pulso,
su mirar,
su pelo,
las joyas que todos admiraban.

Los espejos,
las princesas de cuento,
todos y todas,
querían ser
un hueco
una sombra
y sonreír cerca de su mirada.

GUILLERMO JIMÉNEZ FERNÁNDEZ -Mérida-

viernes, 9 de junio de 2017

SE MURIÓ EL AMOR


Se marchitó la flor,
el cielo es gris lejano
y ya mis tibias manos
son huérfanas de amor.
Cuando llega la noche,
el canto de los grillos
es triste y agoniza
allá en la lejanía,
donde la fantasía
se fue huyendo a prisa.
La cigarra no canta,
enmudeció su lira.
Las luciérnagas huyen,
como ágiles centellas.
No hay estrellas que alumbren
el oscuro silencio,
de mi senda de amor.
Mi melancolía tiene
los eclipses de luna,
ya no hallo ninguna
esperanza de amar.
Perdida en los umbrales
de la noche desierta,
mi alma vaga incierta
entre oscuros banales
de una aventura muerta.

Raquel Alejo Espinoza

A MI VERSO


Según cuentan
la rudeza de un verso
puede ser juez y diácono
de una mitológica eternidad,
ese umbral que fosiliza
una vida ya de ultratumba.
El vuelo de sus letras
detenidas en un límite perecedero de pétalos,
ventrílocuos de quien lo sembró,
forman filas tejedoras contra sultanes,
pueden predicar la muerte en cada noche,
las tinieblas entre pistilos y estambre
con su espiral de monosílabos
arriesgar ante la luna la esencia de la escritura,
seducir la alegoría de la vida con una única palabra
péndulo del verbo amar.
¿Fuera de mí tienes vida?
Hay briznas que perfilan un oculto gorjeo
pasiones, goces, gemelos de mi vida,
pero a punta de olvido, sin mi nombre,
un trance de vértigo consuma tu final.
¿Para qué tanta soledad?
Si tu belleza se difumina en un ataúd
dolor amargo a cadena perpetua,
yo rectifico mi pulso
ya mis ánimos solo ven la estepa,
instigo el verso hasta reventarlo.

Manuel Vílchez García de Garss. 

SUBLIME POESÍA


¿Cómo vas a saber lo que es poesía
si nunca has amado con locura
a alguien como ella?
con ese toque justo y preciso
de belleza
que encierra la magia y la rima
tan natural de su sonrisa tierna...
¿Cómo vas a saber lo que es poesía
si no has amado sus tristezas?
si no has comprendido ni curado
las cicatrices que dejó en ella el pasado,
ni has enjugado las lágrimas
tan llenas de melancolía
que en su andar ha derramado...
¿Cómo diablos vas a entender
lo que es poesía
si nunca has amado
a quien alimenta y sustenta
la razón de tu demencia,
si nunca has abrazado
sus necesidades de mujer
afectivas y corpóreas,
sus miedos, sus sueños
y los deseos que estremecen su piel...
¿Cómo vas a saber lo que es poesía
si nunca has abrazado ni su alma,
ni su esencia?
ni has comprendido siquiera
que lo físico es relativo,
que es más interesante mantener
la excitación del alma no solo del cuerpo,
para mantener al amor vivo...
¿Cómo vas a descifrar la poesía
de púrpuras sueños?
si no comprendes que el amor
se hace con detalles, con gestos,
acariciando su cabello,
con besos que acarician con palabras
cuando necesita ser escuchada,
que el amor se hace con las establecidas formas
y las que se inventan para hacerla sentir
deseada, bonita, perversa y amada...
¿Cómo vas a saber lo que es poesía entonces?
cuando logres entender que no solo es retórica
ataviada de metáforas y demás figuras literarias,
cuando logres entender y agradecer
que la vida te obsequió sublime poesía
en ese amado ser llamado mujer...

Giancarlo García Hernández -México-

SIN PREVIO AVISO


Sin previo aviso entraste en mi vida
Sin avisar yo no te dejaba entrar
Me pillaste distraída en el mejor momento de mi vida
Aunque mi voluntad contra ti luchaba tú terca en mí te quedabas
Interrumpiste mi maravilloso camino
Arrebataste mi momento más dichoso
Despacito te colaste sin permiso
Sigilosa te instalaste dentro de mí, invadiendo mi interior.
Inquietantemente y lento te apoderaste de mi cuerpo
Aunque yo de ti renegaba de confusión mi mente llenabas
Rompiendo mi estabilidad dejando debilidad
Corrompiendo toda mi casa llenándola de ansiedad
Mi casa condenaste con tu invasora tortura
Mi espíritu a ti se resistía sin armas para batallar
Tu malestar me acompañaba a todo lugar
Habitando en mi alma envenenando toda esperanza
Tú maldita enfermedad que te instalaste sin avisar
Me pillaste distraída cuando mejor vivía
Destrozando la alegría de mi familia
Interrumpiendo mi vida y mi alegría

Elisa Toledo