lunes, 7 de agosto de 2017

DECISIÓN


Soy una persona muy madura,
pero nadie me conoce.
Mis amigos se hacen una falsa imagen de mí.
Yo no soy humilde.
He considerado la humildad en mis garras de águila
y la conozco bien.
¡Oh águila, qué dulzura hay en el vuelo de tus alas!
¿Vas a callar como todo?
¿Quieres quizá escribir? Tú ya no escribirás más.
Cada poema será el desgarramiento de un poema,
ya no será poema, sino huellas de garras.

Del libro La sombra del futuro de Edith Södergran -Suecia- Traducción Hebert Abimorad
Publicado en Periódico de poesía 99

No hay comentarios:

Publicar un comentario