sábado, 18 de marzo de 2017

AMBIENTE HOSTIL


Eres la cruz de mi vida,
prepotente sin razón
y se acaba mi paciencia
por tu duro corazón.

Te impones como sacado
de la santa inquisición
y solo eres un malvado
sin dotes de protector.

Incluso en la enfermedad
no recibo tus cuidados;
eres cruel, tienes maldad
con tanto como te he dado.

Jamás me diste cariño
aunque fuera tu mujer;
tienes la mente de un niño
sin saber reconocer.

No necesito un limón
amargo y enmohecido,
pues prefiero una naranja
que me endulce hasta el quejido.

María Sirena Matri Mar -ESPAÑA-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada