lunes, 20 de marzo de 2017

UN TRAMO EN EL INFINITO


Vivir la eternidad del Infierno,
con cada una de sus etapas pasando como en un suspiro
sin dejar de sujetar los manillares de un motocultor
ni de cumplir con mis deberes de urbanidad
y al sentir ansias amargas de besar un rostro, pensar
que es ocurrencia de Judas,
tan doloroso es, tan insoportable, tan espantoso, tan incómodo
que se hace solo por respeto al destino
y por instinto de existir.

LUIS RAFAEL GARCÍA LORENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada