viernes, 14 de abril de 2017

UN TRAMO EN EL INFINITO


No digo que todas las mujeres sean
víctimas angelicales,
he conocido unos cuantos demonios
con forma de fémina,
amantes del mal por el mal,
que disfrutan haciendo sufrir,
que tienen el alma tan fría que aman solo
fingiéndolo y por vanagloria,
una de esas incluso me atacó
cuando lo único que estaba haciendo era defender a su género
y expresando de la manera más tierna
la generosidad más pura posible en un ser humano,
encontró un motivo de condena en el amor en sí,
peor aún que Poncio Pilatos
pero no eran así porque fueran mujeres
porque las mujeres son seres amables, tolerantes, dóciles, generosos,
eran así porque estaban mal de la cabeza,
ya sin remedio posible.

LUIS RAFAEL GARCÍA LORENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario