viernes, 14 de abril de 2017

CUANDO NOS AMAMOS


Como de ti yo disfruto
amor, cuando nos amamos,
es tanto que nos llenamos
de puro amor sin abruptos,
intenso calor que es fruto
de una pasión verdadera,
tu cuerpo es la primavera
para mi erectilidad,
germinando esta ansiedad
para que te poseyera.

Tu bello rostro en mis manos
dulce mirarme en tus ojos,
provoca intensos antojos
de los besos que nos damos.
Nuestros cuerpos apretamos
hasta sentirlos fundidos,
provocando esos gemidos
de placer, que me enloquecen,
nuestros movimientos crecen
al percibir tus latidos.

Al producirse esta danza
nuestros cuerpos desnudos,
se aprieta más este nudo
de dos centros en alianza,
penetrando como lanza
en tu profundidad,
¡oh! sublime cavidad
cuando el éxtasis se alcanza.

Gimes y te estremeces
aumentando mi calor,
en ti se desata el ardor
que mi pasión enternece,
mi gallardía permanece
para prolongar el goce,
haciendo que yo retoce
en tu sublime interior
hasta alcanzar el primor
en nuestro sublime roce.

Así, una y otra vez
nos hacemos el amor,
nuestro perlado sudor
va cubriendo tu tez,
se realza tu altivez
maravillosa mujer,
siempre te quiero tener
para llenar de ternura,
esa imagen que perdura
hasta un nuevo amanecer.

Roberto Batista Pargas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario